27/08/2021
EPSA espera permiso de Chubut para el Punta Pardelas

La empresa reiteró el pedido de una licencia provincial de pesca efectuado hace tres años. EPSA asegura que la segunda parte de la ampliación de la planta de procesamiento de Madryn e incorporación de más trabajadores depende directamente de ese permiso.

Revista Puerto - Planta de EPSA en Puerto Madryn

Planta de Estrella Patagónica en Puerto Madryn.

La empresa pesquera Estrella Patagónica reiteró el pedido a las autoridades del Gobierno de Chubut para el otorgamiento de un permiso de pesca provincial destinado al buque Punta Pardelas.

El trámite se inició hace tres años cuando tuvo lugar la botadura de la embarcación y la compañía explicó que reúne los requisitos establecidos en la legislación vigente para acceder a una licencia para buques de hasta 21 metros de eslora.

EPSA hizo saber al Gobierno que, del otorgamiento de esa licencia, que permita poner en operatividad esa unidad productiva, depende el comienzo de “la segunda parte de la ampliación de la planta procesadora ubicada en el Parque Industrial Pesquero de Puerto Madryn, y determinando la cantidad de gente incremental que podría incorporarse en la temporada”.

La pesquera madrynense inauguró meses atrás el primer tramo de las ampliaciones de su capacidad instalada, incorporando tecnología, donde prevé elaborar productos con mayor valor agregado. En esa oportunidad se indicó que la reestructuración de las instalaciones incluyó la incorporación de clasificadoras automáticas de cola de langostino, lo que les permite incrementar la capacidad de producción con los requerimientos de uniformidad de piezas, tal como lo exigen los mercados internacionales.

Estrella Patagónica S.A. volvió a insistir con el pedido de otorgamiento del permiso provincial de pesca, en momentos que se inició una prospección de langostino en aguas provinciales, lo que podría significar el inicio en poco tiempo de la zafra del recurso en la jurisdicción de las 12 millas.

El barco Punta Pardelas (MN 03060) de 20,8 metros de eslora, desde su botadura, solo ha pescado en aguas nacionales, y la empresa argumenta que con esa licencia provincial requerida, la planta de Puerto Madryn tendría un volumen de materia prima disponible que “permitiría avanzar con la segunda ampliación de las instalaciones que rondarían los 700 millones de pesos de inversión y la gente en labores de proceso podría incrementarse a más de 500 personas en la temporada”, en virtud que se indica que el destino de la totalidad de las capturas de ese barco serán para la planta de EPSA.

Finalmente, la firma hizo saber a las autoridades provinciales que desde sus inicios quintuplicó su dotación de personal y prevé incorporar más mano de obra en función del volumen de capturas que le garanticen materia prima a su planta.