26/08/2021
Plan de manejo y multas para infractores en la pesquería de langostino

Hablamos con el Subsecretario de Pesca sobre las medidas que se piensa tomar a partir de las alertas lanzadas. El aumento del esfuerzo pesquero fue señalado por el INIDEP como una señal de alarma y el tratamiento de las capturas preocupa al sector empresario.

Revista Puerto - Subsecretario de Pesca Carlos Liberman
Por Karina Fernández y Guillermo Nahum

En las últimas semanas una serie de noticias respecto del manejo del langostino generó preocupación. Primero se conoció el informe técnico del INIDEP en el que se expuso el aumento del esfuerzo pesquero, siendo el mayor de las últimas cuatro temporadas, tanto por el número de barcos como de viajes. Además, se dio a conocer que no se está cumpliendo en la flota fresquera con las normas de operatividad que garantizan un manejo responsable del recurso. Esta noticia se vio vinculada a la vez con denuncias por mala calidad del langostino que llega a tierra, lo cual conlleva un elevado descarte en planta. La situación requiere de medidas urgentes para poner freno a prácticas que podrían poner en riesgo el recurso y el negocio. Si bien en la última acta del Consejo Federal Pesquero no se vio reflejada la discusión que se dio en torno a estos problemas, el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, confirmó a este medio que fue uno de los temas centrales.

“Hasta la semana pasada llevábamos descargadas 141 mil toneladas; comparado con el mismo período del año 2018, el año de mayores capturas, estamos 2 mil toneladas por encima”, indica el funcionario, destacando los buenos rendimientos que se vienen obteniendo. Pero reconoce que se han generado al mismo tiempo algunas situaciones que merecen ser analizadas porque las mayores capturas podrían, también, estar reflejando situaciones indeseadas.

“En el Consejo discutimos en profundidad este tema y decidimos reunirnos un mayor número de veces para tratar puntualmente la revisión de las medidas de manejo y trabajar en un plan de contingencia para prever qué hacer ante un escenario de capturas más bajas”, señaló Carlos Liberman al ser consultado sobre las acciones que se llevarán a cabo para revertir este escenario de pesca olímpica.

Entre las medidas de manejo que serán revisadas se encuentra el peso y tipo de cajones que se usará para estibar el langostino a bordo en los buques fresqueros: “El tema del uso de las cajas será revisado en el Consejo. Se determinó en 2018 que traer cajas con 17 kilos acondicionados era la mejor medida para preservar la calidad del langostino; ahora habrá que ver si la medida fue la más adecuada”, informó el funcionario.

Otro tema que está sobre la mesa nuevamente es el tiempo de alejamiento de puerto que debe establecerse para los buques fresqueros, en función del impacto sobre el recurso y de un más adecuado tratamiento del producto. “Sobre las horas de alejamiento se discutió mucho y se deberá seguir discutiendo sobre cuál es el tiempo adecuado”, señaló Liberman.

Las limitaciones del tiempo efectivo de pesca que se permitirá a los fresqueros, y de captura por día, son asuntos que serán abordados por el Consejo Federal Pesquero en la próxima reunión. Otro tema que aseguró se tratará en las próximas semanas será la continuidad de las reformulaciones, siendo uno de los puntos importantes del plan de manejo que finalmente parece haberse puesto en marcha.

Respecto de las irregularidades que se están cometiendo durante esta temporada y que requieren una solución urgente, el Subsecretario informó que se encuentran trabajando en el análisis de las mareas y que ya se han identificado infractores.

“La Dirección de Pesca está trabajado mucho, Julián Rodríguez me comunicó que se llevan analizadas 262 mareas y ya se detectaron 40 anomalías por las que se están labrando sumarios que seguirán su proceso y se aplicarán las multas. La modificación que se realizó al régimen de sanciones también se hizo para esto, se miden en unidades de pesca que hoy están en 70 pesos y se van actualizando, con lo cual no parece una buena elección recurrir a un proceso judicial para dilatar el pago. Una de las irregularidades que se encontraron fue no cumplir con el tiempo permitido de duración de la marea”, adelantó.

En relación con las denuncias que se ha recibido de barcos pescando de noche, el Subsecretario señaló que cuentan con filmaciones, pero que todavía es necesario determinar la hora, “porque en invierno en la Patagonia tanto a las 7 de la mañana como a las 7 de la tarde es de noche”, aclaró.

Sin cámaras ni inspectores es muy complejo determinar si los barcos hacen un lance antes de que toda la carga anterior fue a la bodega, si el tiempo de arrastre fue mayor al permitido o si se arrastró a una mayor velocidad que la establecida en la normativa. La falta de recursos tecnológicos y humanos se presenta como un problema a resolver por las autoridades.

En ese sentido, Liberman anunció que se incorporará un plantel de veinticinco mujeres inspectoras en la Patagonia, “porque si bien en Mar del Plata hay un plantel importante, en el sur, donde se desarrolla la pesquería de langostino, no se puede cubrir como corresponde”.

La decisión de que sean mujeres responde no solo a cumplir con el cupo femenino sino a dar desde el Estado un paso en la incorporación de mujeres en la industria pesquera, según puntualizó el Subsecretario. El plantel está siendo formado y se incorporará seguramente para la próxima temporada, desarrollando tareas tanto en tierra como a bordo.

Pero no solo se requerirá de un mayor número de inspectores para corregir conductas irresponsables, dado que no se puede cubrir la totalidad de la flota y en muchas embarcaciones será prácticamente imposible embarcar fiscalizadoras. Lo que se necesita, además, como ocurrió con la flota congeladora a principios de los 2000, es que en la flota fresquera se asuma la responsabilidad de trabajar tal como lo establecen las normas.

En esa línea, Carlos Liberman señaló: “He hablado con muchas empresas, con las cámaras y con los sindicatos porque este es un problema de todos. Para que podamos pescar mucho, exportar generando divisas para el país y seguir generando empleo, todos tenemos que trabajar bien. Les he dicho que apelo a la responsabilidad para poder conseguirlo”.

Sobre las propuestas de ordenamiento que están analizando varias empresas, señaló que hasta el momento no han recibido ninguna formalmente; y si bien consideró que es importante que cada sector exponga lo que considera mejor para administrar el recurso, no pierde de vista que cada uno tiene sus intereses.

Uno de los puntos importantes que plantean las empresas es la mala calidad del producto que llega a tierra. Las denuncias sobre la gran cantidad de cajones que deben descartarse por contener langostino con melanosis y mal olor, generan preocupación y un importante ingreso de divisas al país.

El funcionario señaló sobre este punto que “es necesario decir que también he visto langostino de fresqueros de muy buena calidad que se ha exportado, por lo tanto, es importante no generalizar”. A la vez indicó que para determinar la calidad del langostino que se desembarcó, se requirió información al órgano de control sanitario: “Hemos solicitado a SENASA que nos informe el número de decomisos que hubo este año y veremos si son mayores o no a los de años anteriores, ese será un indicador importante. SENASA nos dirá el volumen de langostino no apto para consumo humano que hubo”.

Pero es difícil que este índice refleje la realidad de las plantas, dado que el langostino de mala calidad es rotulado para mercado interno y quizás nunca se haya decomisado. Lo más probable es que buena parte haya terminado en una planta de tratamiento de residuos. Un indicador más preciso sobre la calidad podría ser determinar el volumen de langostino que se desembarcó, entró a la planta y que no se vio reflejado en la estadística de exportación.

La situación en la pesquería de langostino, por primera vez desde que comenzaron los tiempos de bonanza, se encuentra complicada; no por una cuestión de manejo biológico, dado que la metodología de aperturas y cierres de áreas de pesca ha sido elogiada, incluso, por los más calificados investigadores, sino por falta de control e irresponsabilidad empresaria. En las próximas semanas, según confirmó el Subsecretario de Pesca, comenzarán a tomarse medidas concretas sobre los infractores para desalentar las malas prácticas y se definirán los lineamientos del Plan de Manejo Pesquero. El informe de los investigadores del INIDEP alertando ha sido oportuno y probablemente determinante para salvar un negocio millonario.