29/09/2021
Escandalosos porcentajes de captura incidental de merluza

El bycatch en las últimas semanas de la temporada alcanzó niveles de hasta el 161% y promedios del 56% donde todavía quedan algunos barcos operando. Los datos fueron suministrados por el INIDEP semanalmente a las autoridades. Falta de datos de la flota fresquera y de los costeros de Chubut.

Revista Puerto - Bycatch de merluza - 02
Por Karina Fernández

El último informe del Programa Bycatch del INIDEP deja al descubierto los altos niveles de captura de merluza que se dieron durante las últimas semanas en las zonas habilitadas a la pesca de langostino dentro de la Veda de Merluza. El documento brinda un resumen de los datos registrados durante toda la temporada y un análisis pormenorizado de lo ocurrido entre el 30 de agosto y el 19 de septiembre. El despacho a la pesca se cerró el 23 de septiembre permitiendo a la flota realizar una última marea, donde la matanza de merluza parece haber sido el denominador común.

Los datos de las investigadoras tienen correlato con las denuncias que llegan de los tripulantes: “Estamos haciendo una matanza de merluza nunca vista”. El informe deja sentada la falta de datos de la flota fresquera y reclama a la provincia de Chubut que suministre información sobre la operatoria de la flota costera para reducir el nivel de incertidumbre.

El valor acumulado del bycatch de merluza obtenido por la flota langostinera (congeladora y fresquera) desde el 12 de abril al 19 de septiembre de 2021 fue estimado en 20.441 toneladas; por fuera y al norte del AVPJM, se obtuvieron alrededor de 1.085 toneladas y aproximadamente 19.356 toneladas dentro del área de veda.

Los datos suministrados respecto de la actuación de la flota en la evolución de la temporada, entre el 30 de agosto y el 19 de septiembre, dejan al descubierto el importante aumento de la pesca incidental de merluza hubbsi durante las últimas semanas, llegando a valores que superaron varias veces los límites permitidos.

El análisis de la actuación de la flota a partir del 30 de agosto hasta el 5 de septiembre, arrojó que en la Subárea 7 la estimación de bycatch estuvo en el orden del 27%, del 21% en la Subárea 12 y del 102% en la Subárea 13. La zona norte de esta subárea fue cerrada el 8 de septiembre.

Para el período que va desde el 6 al 12 de septiembre, la flota continuó operando tanto fuera como dentro de la veda. Señala el documento que se observó un aumento importante del bycatch, con un 33% de valor promedio. Este aumento, afirman, se debió a los valores que se detectaron en la subárea 4 con un 59% de bycatch, en la Subárea 7 con 34% y en la Subárea 13 con 24%. Los valores fueron “superiores a los indicados por el CFP”, indica el informe.

A la vez, sostienen que “las capturas obtenidas en las Subáreas 7 y 13 estuvieron integradas por elevados porcentajes de juveniles de 78 % y 73 %” respectivamente, mientras que en la 4 superaron el 50% de juveniles.

Entre los días 13 y 19 de septiembre la flota langostinera observada operó principalmente en las Subáreas 4 y 7 y visitó en pocas ocasiones la Subárea 12. Todos los indicadores de la captura de merluza observados dentro de la veda dieron por resultado un promedio del 56% de bycatch. Señalan las biólogas que este valor elevado estuvo relacionado con los índices observados en la Subárea 4 del 28%; en la Subárea 7 del 152% y en la Subárea 12 del 161%.

“Respecto de la estructura de longitudes de las capturas obtenidas en la Subárea 7 el porcentaje de individuos juveniles fue el más importante, 78%, mientras que en las Subáreas 4 y 12 fueron de 70 % y 51 % respectivamente”, se indica textualmente en el documento.

Los datos de bycatch son escandalosos y a ello debe sumarse el reiterado llamado de atención del programa especial de la pesquería de merluza del INIDEP, sobre la falta de datos de la flota fresquera, respecto de la cual se desconoce cuál fue el nivel de captura incidental que tuvo. Y teniendo en cuenta el porcentaje de ejemplares juveniles que se capturaron, con valores superiores al 70%, puede pensarse en un altísimo nivel de descarte.

Los valores que refleja este informe dan contexto a las expresiones de los tripulantes a través de las redes sociales, que alertaban sobre una matanza de merluza: “Entre el 42 y 43 mucha matanza de merluza. Muchas crías de todas las especies”, escribió un marinero. Hace solo dos días otro tripulante, Mauricio, dijo: “Tienen que cerrar todo, entre el 42 y 43 somos 100 barcos, matanza de merluza nunca vista, el 80% de cada lance es merluza de todas las medidas” y Julio contó que, en su barco, el primer día no tuvieron capturas, pero luego hubo “matanza de carioca, las dos bolsas llenas y 15 kilos de marisco”.

El despacho a la pesca se cerró el 23 de septiembre, el último día en el que la flota pudo ingresar al área de Veda para pescar langostino, la última marea, innecesaria a juzgar por los datos que se acaban de conocer. El Consejo Federal Pesquero estuvo 20 días incomunicado, no publicaron el acta de la reunión del 16 de septiembre; probablemente de haberse conocido esta información el cierre de la temporada se hubiera producido antes, evitando la captura indiscriminada de merluza como fauna acompañante.