01/09/2021
Gilardino: “Hay muchas plantas que están tirando langostino”

El asesor de CAPECh advirtió que hay sobrepesca del recurso en aguas nacionales y criticó las políticas de administración. Dijo que llega pescado de muy mala calidad a las plantas y que en gran porcentaje debe ser desechado. “Si bien hay bonanza en la cantidad de langostino en el mar, se lo está mal aprovechando”, reflexionó.

Revista Puerto - Chubut - Alberto Gilardino - 02
Por Nelson Saldivia

El asesor de la Cámara Pesquera de Chubut (CAPECh), Alberto Gilardino, cuestionó las políticas de manejo del recurso langostino y alertó por la sobrepesca que se está haciendo del recurso en aguas nacionales. Señaló que las plantas reciben materia prima de muy baja calidad, lo que genera un producto de bajo precio comercial y hasta se deben desechar grandes cantidades.

“Hay mucho volumen de pescado y lo que habría que rever es cómo se está pescando ese langostino. Hay muchos barcos y se están haciendo más viajes, y más largos, con lo cual el pescado que llega no es bueno, y mucho de ese pescado se termina tirando. Hay plantas que han tirado más de 1.000 cajones de langostino porque viene aplastado o con melanosis”, afirmó el ex funcionario dasnevista en declaraciones a AzM Radio.

Advirtió que “si bien hay bonanza en la cantidad de langostino en el mar, se lo está mal aprovechando, y no se está haciendo un buen producto”, insistió Gilardino.

“Venimos recibiendo inquietudes en la cámara, que conforman siete empresas radicadas en Madryn, Rawson, Trelew y Camarones; todas tienen más o menos el mismo problema, ya que son fasoneras, no tienen permisos propios, ni tienen acceso a pescar su materia prima. Los costos de comprar materia prima, los insumos, la mano de obra, está por encima de ese producto que se vende”, detalló al exponer la situación de algunas empresas que a pesar del volumen de langostino disponible terminan vendiendo productos de bajo precio “y en algunos casos no logran cubrir los costos”, enfatizó.Sobrepesca

Gilardino aseguró que en este contexto “hay muchas plantas que están tirando langostino. Se incrementó el volumen de desechos. Hay cajones enteros que se han tenido que tirar porque el pescando viene mal”, describió.

El asesor de la CAPECh sostuvo que “hoy hay una sobrepesca de langostino. Al barco no le importa, porque a la planta le cobra el cajón, no importa si viene roto o de mala calidad. Y ese langostino no se puede procesar porque después no se puede vender, nadie lo compra, por lo que se termina tirando. Los barcos hicieron un gran negocio, pero no así las plantas”, comparó sobre lo que considera se ha desvirtuado el negocio.

Fundamentó su planteo en que además “hay informes del INIDEP que están alertando que hay sobrepesca. Habiendo tanto pescado y haberlo pescado tan mal, obliga a que alguien revea esta situación”, insistió al reiterar críticas a las políticas de manejo del recurso estrella del caladero argentino.

Procesos migratorios alterados

Por otro lado, Alberto Gilardino cuestionó el esfuerzo pesquero al que ha sido expuesto el Pleoticus muelleri, y considera que tal circunstancia alertó los procesos migratorios. “Fue tanta la presión que hicieron sobre el recurso que lo corrieron muy al norte. Hoy el recurso está al norte de Chubut y hasta cerca de la provincia de Buenos Aires. Hoy barcos de la flota amarilla de Rawson que debían estar pescando en aguas nacionales ya no llegan por la distancia, por lo lejos que está el pescado”, graficó.

Colorados en la mira

En tanto, lo atribuyó a que “los barcos colorados fresqueros de altura, que han entrado a través de reformulaciones o nuevos permisos a la pesquería, son los que hicieron este desbarajuste”.

No obstante, reiteró la preocupación de la CAPECh: “Las plantas chicas terminan haciendo cola de langostino, por la mala calidad del pescado que llega, y el precio de venta es el más bajo”, manifestó al tiempo de señalar que “hoy se sigue haciendo mucho bloque congelado y se exporta para reproceso, y darle ese valor agregado en otro lado, con menor costo laboral, por eso sale langostino en bloque a Perú, Ecuador, China, y de ahí recién va a su destino final”, acotó.