17/11/2021
Defensa contará con menos plata para custodiar los mares que en 2021

En momentos en que la flota mayoritariamente china que opera en aguas internacionales comienza a poner proa hacia el Atlántico Sur, se conoce la reducción de gastos en defensa del Presupuesto 2022. Cae un 18,5% y se profundiza la imposibilidad de patrullar adecuadamente, sostienen desde Juntos por el Cambio.

Revista Puerto - Mar Argentino - Menos presupuesto para defensa en 2022 - 02

La oposición analizó el Presupuesto de Defensa Nacional para el año 2022 y concluyó que la reducción en términos reales del 18,5% que se aplicará, “profundiza la irrelevancia que las Fuerzas Armadas tienen para el gobierno”. Sostienen que esto entierra cualquier tipo de expectativa de reconstrucción del instrumento militar, menos aún para el desarrollo de una mayor capacidad de disuasión y de control soberano”.

Sobre el gasto total de la Administración Nacional al Ministerio de Defensa le corresponde el 3,2% para las tres Fuerzas, informaron los diputados de Cambiemos Carlos Fernández, Alberto Asseff, Juan Aiciaga, Sebastián Salvador y Julio Sahad. Señalan que la curva interanual de participación en el porcentaje de PBI del Ministerio tiene una tendencia general negativa, siendo su valor para 2022 de 0,73% del PBI. Aclaran que además el 34,7% se verá afectado al pago de jubilaciones.

Citando lo establecido en el en el Libro Blanco de la Defensa 2010, firmado en la gestión de Nilda Garré y Cristina Kirchner, indican que para 2020 se tendría que haber alcanzado un porcentaje de participación del 1,5% del PBI y mantenerlo a partir de allí hasta 2030. “La diferencia entre el 0,73% del 2022 y el 1,5% del horizonte financiero planificado multiplica los riesgos en materia patrimonial, operacional y de accidentes”, afirmaron a través de un comunicado.

En tanto advierten que con este recorte el Estado pone en peligro la defensa de nuestro mar territorial, dado que “en 2022 en 6 de cada 7 días no habrá ningún barco de la Armada patrullando en todo el Mar Argentino. Con este presupuesto no es posible custodiar los 6.683.000 kilómetros cuadrados, con el consiguiente perjuicio económico y político para los argentinos”.

“Recordemos que Argentina adquirió 4 buques patrulleros modernos diseñados específicamente para controlar el mar, los cuales navegan menos de 20 días al año cada uno. El Estado argentino invirtió unos 41.000 millones de pesos en comprarlos, pero “ahora el plan parece ser dejarlos 11 meses al año anclados en el puerto para ahorrar combustible”, denunciaron. Además, señalan que en el nuevo presupuesto se incluyen más horas de vuelo cuando será imposible cumplirlas con la reducción realizada.

Todo el presupuesto previsto para Defensa es de 510.191 mil millones de pesos. “Esta escasa asignación presupuestaria, refleja una vez más la brecha entre una narrativa oficial marcada por el soberanismo y una realidad en la cual las Fuerzas Armadas siguen siendo la variable de ajuste”, indicaron al tiempo que acusaron a la actual gestión de reducir estas partidas en función de utilizar fondos públicos con fines electoralistas.

“Las asignaciones presupuestarias, que solventan los gastos para mantener y alistar las unidades, como así también adiestrar al personal de las FFAA para que operen profesionalmente y seguramente, ni siquiera son similares a las del crédito vigente 2021 proyectadas aplicando los índices de precios al consumidor (IPC) y TCN publicados en el mismo proyecto de presupuesto 2022”, concluyen invitando al diálogo para debatir una mejora.

En este contexto puede entenderse el afán del ministro Julián Domínguez por promocionar el trabajo que se está haciendo en función del control y la vigilancia en la milla 201, durante su visita a Mar del Plata días antes de las elecciones.

Sin que la prensa hiciera ningún comentario al respecto y ante la mirada atónita de los empresarios, el Ministro introdujo en la presentación del decreto de baja de aranceles para la pesca, el tema defensa: “Las 200 millas del mar continental están absolutamente cuidadas y protegidas y resguardados nuestros recursos marítimos, es importante que la población sepa que tenemos una información satelital por hora y tres barcos preparados para una guerra informática, para identificar cualquier presencia extraña”, dijo Domínguez y siguió hablando de producción mientras golpeaba la mesa.

No se puede negar que se han modernizado los sistemas de monitoreo y vigilancia; la Armada cuenta con información satelital de alta calidad, incluso similar a la que utiliza Global Fishing Watch. Pero también es cierto que la detección solo sirve para intentar disuadir el ingreso de buques dentro de nuestra Zona Económica Exclusiva. Sin patrullaje resulta muy difícil poder detener un buque infractor.

En pocos días, la flota internacional que opera en el Atlántico Sur desplegará sus luces frente a nuestro país. Ante la ausencia de acuerdos y sanciones internacionales a quienes practiquen o faciliten la pesca Ilegal o No Declarada y No Reglamentada (INDNR), lo único que le queda a la Argentina por hacer es custodiar celosamente su plataforma marítima y en ese sentido, la reducción presupuestaria no parece contribuir a mejorar este aspecto.