17/11/2021
Restricciones para la pesca de besugo en la Zona Común de Pesca

Prohibieron el uso del arte de pesca de arrastre de fondo para buques mayores de 20 metros de eslora, en una zona entre el 37ºS y 56ºW debido al aumento significativo de desembarques de la especie.

Revista Puerto - Besugo - 02
Fotos de archivo

A través de la Resolución 14/2021, publicada el pasado 11 de noviembre, la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo, aplicó restricciones para la pesca del variado costero en un sector de la zona común de pesca. La norma prohíbe el uso del arte de pesca de arrastre de fondo para buques mayores de 20 metros de eslora.

La zona donde tiene injerencia la medida quedó comprendida entre el paralelo de 37°00’S y su intersección con la línea que limita las 12 millas desde la costa argentina y el meridiano de 56° Oeste; el paralelo de 37°30’ Sur y los meridianos de 56° y 56°30’ Oeste; el paralelo de 38° Sur y los meridianos de 56°30’ y 57° Oeste hasta su intersección con la línea que limita las 12 millas desde la costa.

Entre las consideraciones que fundamentaron la medida, los miembros de la Comisión subrayaron el estado del recurso besugo (Pagrus pagrus), los volúmenes de desembarques registrados a la fecha, los altos niveles de actividad extractiva registrados en determinadas áreas de la Zona Común de Pesca en las que se concentran adultos y juveniles del recurso y la necesidad de adoptar medidas de conservación.

Las recomendaciones efectuadas por el Grupo de Trabajo Ad Hoc de Recursos Costeros indican la necesidad de adoptar, en un área de alta concentración de la especie, medidas de manejo apropiadas para evitar que se excedan los límites de captura establecidos a fin de asegurar la sustentabilidad del recurso.

Las capturas de besugo al 20 de octubre de 2021 habían superado el cincuenta por ciento de la captura total permisible habilitada por Resolución CTMFM N° 6/2021, establecida en 5 mil toneladas. Hasta el pasado 9 de noviembre se habían declarado descargas por 4.076 toneladas de besugo, según la estadística oficial. El crecimiento fue vertiginoso: el mes pasado la flota aportó 1.120 toneladas y en los primeros días de noviembre ya contabilizaba 455 toneladas.

En los últimos años los desembarques tanto de besugo como de pez palo superaron las capturas máximas asignadas sin que los investigadores pudieran lograr el dictado de alguna medida de manejo restrictivo como la de ahora, ya que la velocidad con que parte de la flota incrementaba las capturas no era la misma con que se reflejaba en la estadística. “Buscamos evitar que vuelva a pasar eso”, explicaron en el INIDEP.

La zona vedada presenta fondos irregulares para el arrastre, pero investigadores del Programa Costeros revelaron que algunos barcos han adaptado redes a las que le adosaron rodillos de goma en su parte inferior que les permite arrastrarlas sobre los fondos de piedra y lograr buenas capturas.

Presentados los datos e informes, la Comisión consideró que las condiciones de la pesquería hacen recomendable establecer un área de esfuerzo restringido con el fin de evitar el cierre de la pesquería de manera anticipada.

En tanto fijó la vigencia de la presente resolución desde su publicación hasta el 31 de diciembre de 2021. La transgresión de la presente Resolución se considera como un incumplimiento grave.