23/12/2021
Acuerdo entre CAPA y SOMU en la previa de la zafra de calamar

El gremio y la cámara potera firmaron una actualización del 46% para los ítems vinculados con la producción. El 16% será no remunerativo hasta el 31 de mayo de 2022. Capitanes pidió audiencia en el Ministerio de Trabajo.

Revista Puerto - Calamar - BP Reyes del Mar 2

En vísperas del inicio de la temporada de calamar 2022, previsto para el próximo 7 de enero, la Cámara de Armadores de Poteros Argentinos (CAPA) y el SOMU llegaron a un acuerdo salarial para el corriente año en los ítems vinculados con la producción, fijada en pesos.

El acta acuerdo que lleva la firma de representantes de ambos sectores se suscribió ayer y las partes se comprometieron a homologarlo ante el Ministerio de Trabajo antes que termine el año.

El acuerdo establece un incremento sobre los valores de la tonelada producida en concepto de “Sueldo Proporcional por Producción” para la especie calamar illex para la categoría marinero de planta, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2022.

El calamar entero pasó a tener un valor de 500 pesos, la vaina, 915 pesos; tentáculo limpio, 620 pesos y tentáculo sucio, 320 pesos. Los trabajadores terminaron la zafra 2021 cobrando 343 pesos por la tonelada de entero; la vaina a 628 pesos y el tentáculo limpio, 425 pesos.

La actualización ronda el 46% para la temporada próxima. El 16% se liquidará como suma no remunerativa hasta el 31 de mayo de 2022, según establece uno de los artículos del acta a la que tuvo acceso este medio.

Mientras los marineros llegaron a un acuerdo, desde la Asociación Argentina de Capitanes llamaron ayer a una audiencia “urgente” ante la directora Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, “a fin de analizar una inmediata recomposición salarial en la actividad potera”, expuso Jorge Frías, secretario General de la Asociación Argentina de Capitanes, que parece que se acordó un poco tarde de comenzar a dialogar con la patronal.

«Es preciso comenzar urgentes negociaciones paritarias para recomponer el poder adquisitivo de los capitanes y oficiales de a bordo de los buques pesqueros poteros de pabellón nacional. Los ingresos en el sector sufrieron una gran depreciación por la inflación y, además, venció el último acuerdo salarial», indicó un comunicado gremial.