15/12/2021
Un caso de covid que obliga a revisar protocolos

Ocurrió ayer en Mar del Plata. El capitán del pesquero Tesón resultó positivo de covid, pero en la previa a la temporada estival, no hay hoteles disponibles para alojar a los trabajadores y que cumplan el aislamiento. Las empresas piden actualizar protocolos dado que todos están vacunados y ya no hay riesgos. Gremios piden reactivar la mesa multisectorial para fijar nuevas pautas.

Revista Puerto - Puerto de Mar del Plata
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

En la mañana de ayer arribó a puerto Mar del Plata el buque fresquero Tesón y se activó el protocolo de emergencia ya que uno de los tripulantes, el capitán, reportaba síntomas compatibles con covid-19. El barco había salido a pescar el 8 de diciembre.

Luego que se le hicieran los testeos de rutina se confirmó que los síntomas se convirtieron en un caso positivo. Ahí comenzaron los problemas para los once tripulantes a bordo del pesquero de la empresa armadora “Marea Óptima”, porque resultó muy dificultoso encontrar un hotel para alojar al enfermo, con síntomas leves, y al resto de la tripulación.

Dirigentes del SOMU y del SIMAPE, así como también la empresa armadora, hicieron denodados esfuerzos durante varias horas para hallar un establecimiento hotelero donde poder alojar a los trabajadores. Es que el protocolo actual obliga tanto a los positivos como a los contactos estrechos al aislamiento en hoteles.

Pero los hoteles que oficiaron de centros de aislamiento durante el pico de la pandemia no aceptaban nuevos visitantes y adujeron capacidad completa; el que no estaba completo se preparaba para recibir contingentes en lo que se presume será una temporada turística masiva, que está por comenzar en Mar del Plata.

“Hay que buscar otras alternativas de contención. Los protocolos quedaron un poco a contramano, ya todos están vacunados y los riesgos son otros”, argumentaban en ámbitos armatoriales ante el caso positivo.

Dirigentes del SICONARA propusieron iniciar gestiones ante la Nación para habilitar un ala del complejo Turístico Chapadmalal, situado a 15 kilómetros al sur del puerto por la Ruta interbalnearia 11, para atender futuros casos.

“Se viene la zafra del calamar y puede pasar que tengamos que aislar compañeros en pleno verano. Tenemos que planificar antes de que pase. Hasta ahora no lo sabemos porque nadie dice qué hay que hacer con los positivos vacunados, dónde cumplen el aislamiento y cómo se trasladan hasta ese lugar”, pidió Daniel Flores, el secretario General de los conductores navales en Mar del Plata.

Finalmente, y luego de incesantes gestiones, apareció un hotel en la zona de Avenida Libertad e Independencia, para albergar a los tripulantes. No a todos porque tres marineros decidieron cumplir el aislamiento en sus domicilios particulares.

Los gremios preparan una nota para presentar al Consorcio Portuario con el objetivo de reactivar la mesa multisectorial y sentar a todos los referentes junto con los efectores del área de Sanidad para avanzar en acuerdos que permitan comenzar el nuevo año pesquero de la mejor manera.

Una de las alternativas que proponen los gremios es que los tripulantes que lleguen de otras ciudades del país lo hagan con un hisopado y al llegar a Mar del Plata se realicen otro para minimizar los riesgos de contagios. Pero por ahora nadie sabe dónde deberán quedar aislados.