30/03/2022
La Fiscalía pidió seis años y ocho meses de prisión para Omar Suárez

Fue tras señalarlo como jefe una asociación ilícita que habría actuado en perjuicio del SOMU, sindicato que dirigía, la Obras Social, la Mutual y los trabajadores. En abril comenzarán a los alegatos de la defensa. Suárez cumplió prisión preventiva desde septiembre de 2016 hasta diciembre de 2021.

Revista Puerto - SOMU - Omar Suarez - 02

En diciembre de 2014 el juez Canicoba Corral procesó a Omar Suárez, hasta entonces secretario General del SOMU, por entorpecimiento a las vías navegables, sin prisión preventiva y dispuso un embargo millonario sobre el dirigente. Ello sucedió a partir de una denuncia realizada por un grupo de dirigentes que Omar Suárez expulsó del gremio en 2015, los mismos que impulsaron la intervención del gremio y que hoy ocupan, al menos parte de ellos, la conducción del sindicato.

En septiembre de 2016 a siete meses de que se intervinieran el SOMU, la Obras Social y la Fundación, se había recolectado un cúmulo suficiente de información, según consta en el expediente, para ampliar la denuncia a “asociación ilícita, administración fraudulenta y coacción”, involucrando a con otros dirigentes y familiares que hacían las veces de directores y gerentes de las empresas investigadas.

Ante la denuncia de la interventora Gladys González del robo de documentación, el Juez consideró que existía riesgo de entorpecimiento de la justicia y dictó la prisión preventiva. La noche del 13 de septiembre de 2016 el que fuera por 27 años Secretario General del SOMU durmió en un calabozo del Penal de Marco Paz (ver Omar “Caballo” Suárez está preso).

Desde entonces y hasta 2019, cuando se le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria, Suárez permaneció en el penal. Fue recién en diciembre de 2021 que la fiscalía ordenó que se le quitara la tobillera y se dictara el fin de la prisión preventiva.

Ahora el fiscal federal Juan García Elorrio pidió seis años y ocho meses de prisión para el sindicalista, reafirmando la acusación del juez Canicoba Corral de la existencia de asociación ilícita. También pidió penas menores para otros quince acusados, entre los que figuran dirigentes sindicales que acompañaron a Suárez durante su mandato, como así también familiares de los gremialistas.

Los más de tres años que Suárez estuvo encarcelado, más el tiempo que cumplió la prisión preventiva en su domicilio, suman casi el total de la pena de máxima solicitada por el fiscal. Todavía resta escuchar los alegatos de la defensa, que comenzarán el 11 de abril, lo que podría redundar en una reducción de la pena. La sentencia definitiva se espera para fines del mes de mayo.

Omar Suárez se mantiene políticamente activo entre un grupo de seguidores marítimos que aún conserva. Cuando en 2020 lo entrevistamos, aseguró que no existen pruebas en su contra y que perseguirá en la justicia a quienes lo inculparon. También pidió la normalización del SOMU denunciando vaciamiento (ver “El peor error fue haberme dejado vivo”).

“No hay registro contable desde que se intervino el SOMU hasta ahora. No hicieron auditoría cuando se retiró la intervención, ni del sindicato, ni de la obra social, ni de la fundación, ni de la escuela. Son cómplices, esta conducción es cómplice”, dijo entonces Suárez y recordó que el interventor de la Obra Social fue el cuñado del Juez.