28/04/2022
Escaso interés en procesar merluza en Rawson, Trelew y Madryn

Hasta ahora solo cinco plantas prevén procesar merluza en esas ciudades de Chubut. Y en Comodoro Rivadavia el mayor porcentaje se hace producto H&G Y HGT. Los aprietes sindicales a las empresas desalientan cualquier posibilidad de planificar una diversificación productiva de largo plazo.

Revista Puerto - Merluza - 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

A pocos días del comienzo del mes de mayo, la mayoría de las plantas de procesamiento radicadas en Rawson, Trelew y Puerto Madryn no tienen previsto reconfigurar sus instalaciones para cortar merluza, por un escaso periodo de tiempo, hasta que se inicie la temporada de langostino de aguas nacionales.

Por ahora, no son más de cinco empresas las que procesarán merluza en el noreste de Chubut, las que de hecho ya venían haciendo productos de esta especie. Como ha venido ocurriendo en los últimos años, es en Comodoro Rivadavia donde se concentra la mayor actividad sobre este recurso, aunque en un porcentaje elevado de H&G y HGT, y en menor medida, filete. La razón es clara: a mayor valor agregado, es menos rentable, y menos competitiva, por los costos fijos patagónicos, comparados con el procesamiento en Mar del Plata.

El marco de incertidumbre que genera una posible modificación de la legislación pesquera provincial que obligue compulsivamente a trabajar con esa especie, tampoco ha colaborado, ni incentivado a que las empresas desarmen las líneas de langostino de sus plantas e instalen mesas de fileteado por dos meses.

Los recientes aprietes y diatribas del STIA a las empresas, lejos de generar condiciones de desarrollo de la industria, conspira con cualquier posibilidad de planificar una diversificación productiva de largo plazo.

Rawson quiere emergencia

Con todo, este miércoles, el Concejo Deliberante de Rawson aprobó sobre tablas un proyecto de comunicación dirigido a la Legislatura de Chubut a los efectos que los diputados declaren la emergencia ocupacional del sector de trabajadores de la alimentación. La definición se produjo con la presencia de unos cincuenta trabajadores de la pesca ligados al STIA que asistieron a la sesión.

La concejal del Frente de Todos, Lorena Marín, tuvo a su cargo fundamentar el pronunciamiento institucional, indicando que al término de la temporada de langostino solo un 20 por ciento de trabajadores tendrían posibilidad de seguir trabajado porque muy pocas plantas pesqueras se han sumado a procesar merluza.

Sólo cinco en la región

“Este proyecto fue aprobado por unanimidad. Todos los bloques entendieron que el sector está atravesando un momento muy problemático, ya que cuando se termina la zafra de langostino la gente que hace el procesamiento en tierra se queda a la deriva hasta la temporada siguiente”, indicó Marín sobre el pronunciamiento hecho por el cuerpo deliberativo.

“Ahora se ha acordado que se va a sacar merluza, pero no todas las plantas están dispuestas a modificar las condiciones para poder procesar la materia prima en Rawson”, lamentó la edil.

“Solo cinco plantas, en Madryn, Trelew y Rawson, han decido que van a procesar la merluza o la anchoíta en su defecto. Esto crea complicaciones en el sector, porque de los casi 3 mil empleados que contiene el gremio pocos pueden seguir trabajando y ello genera una vulnerabilidad económica que se ve reflejada en otros aspectos”, manifestó la concejal capitalina.

“En Rawson específicamente, las únicas que trabajarían procesando merluza serían las empresas La Costillita y FIRSA; mientras las otras plantas indicaron que no procesarán esta especie, esto es más del 80 por ciento, ya que las que si procesarán merluza no son las más grandes”, concluyó.