20/05/2022
Brasil prorrogó parámetros sanitarios para importación de merluza

Será hasta el 30 de noviembre de 2022 para merluza congelada exportada desde empresas de Argentina. Advierten que rechazarán lotes con presencia de 4 o más parásitos encapsulados visibles con más de 3 mm de diámetro por kilo de muestra o la presencia de 2 parásitos no encapsulados con más de 10 mm por kilo.

Revista Puerto - Merluza - 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

La Dirección del Departamento de Inspección de Productos de Origen Animal (DIPOA) del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil (MAPA) dio a conocer, este jueves, una nueva medida administrativa por medio de la cual se extienden determinadas exigencias sanitarias sobre la presencia de parásitos en productos de merluza congelada provenientes de exportaciones de empresas pesqueras argentinas.

A través de la Circular N° 23 de 2022 y con la firma de la directora del Departamento de Inspección de Productos de Origen Animal, Ana Lúcia de Paula Viana, se comunicó la “reinspección del pescado importado”, donde se indica que se ha tenido en consideración “las discusiones técnicas que han tenido lugar entre los organismos oficiales de inspección de Brasil y Argentina”, y se reemplaza la Circular N° 15/22  por la cual Brasil “flexibiliza” por 60 días el ingreso de merluza argentina, que se dio a conocer en el marco de la misión comercial que funcionarios y empresarios argentinos realizaron en abril pasado en Brasilia y San Pablo.

Esa medida tenía vigencia hasta el 5 de junio, y ahora se decidió extenderla por otros seis meses.

La autoridad de sanidad animal brasileña fundamenta la medida en que hay un “cronograma de visitas técnicas a Mar del Plata, para que los técnicos de DIPOA puedan verificar los procedimientos realizados por embarcaciones, establecimientos en tierra y SENASA respecto al control de parásitos en merluza”

Controles reforzados

Otro argumento esgrimido para la prórroga ha sido “la emisión por el SENASA del documento ME-2022-45676390-APN-DIYCPOA#SENASA por el que se establecen medidas reforzadas para el control de parásitos con base en normas internacionales y en el ‘Codex Alimentarius’ por establecimientos y lineamientos para los inspectores del SENASA, especialmente en las exportaciones de merluza al Brasil”, señala el instrumento administrativo al que tuvo acceso REVISTA PUERTO.

Hasta el 30 de noviembre

En este marco, se resuelve por parte del Departamento de Inspección de Productos de Origen Animal (DIPOA) y la Dirección del Departamento de Servicios Técnicos (DTEC) del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil (MAPA) “ampliar, exclusivamente para merluza congelada, originaria de establecimientos argentinos calificados, con la calificación, recibida y reinspeccionada hasta el 30 de noviembre de 2022”.

Criterios de rechazo

Por otra parte, se detallaron los siguientes criterios para el rechazo de lotes: “La presencia de cuatro o más parásitos encapsulados visibles con más de 3 mm de diámetro por kilogramo de muestra o la presencia de dos parásitos no encapsulados con más de 10 mm por kilogramo de muestra”, dice la nueva normativa firmada esta semana en Brasilia.

Durante este periodo, “DIPOA notificará oficialmente al SENASA cuando los establecimientos, cuyos envíos superen este límite de rechazo, pero los establecimientos no entrarán en el Régimen de Alerta de Importación – RAI”, aclaran al tiempo de indicar que “las demás acciones de reinspección siguen vigentes”.

Sujeto a modificaciones

El organismo de sanidad animal del vecino país añade que “los establecimientos que ya se encuentran en RAI, por detección de parásitos en merluza congelada de Argentina, desde agosto de 2021, habrán suspendido la RAI, hasta que exista la definición técnica. Sus próximos envíos estarán sujetos a los criterios señalados en los párrafos 4 y 5”, refiere aquí a los parámetros de parásitos permitidos por milímetros de kilogramo de muestra. Finalmente, se hace hincapié en que las directrices anunciadas pueden modificarse durante este período.