03/05/2022
Cautela y preocupación tras la feria de Barcelona

El balance que dejó la Feria Seafood que se realizó en Barcelona la semana pasada y que contó con un stand de la Subsecretaría de Pesca y la presencia de varios empresarios del sector. Hubo poca demanda de langostino entero y genera incertidumbre la apreciación del dólar frente al euro. Red Chamber construirá un tangonero en Armón.

Revista Puerto - Delegacion argentina en la feria de Barcelona
Por Roberto Garrone

Pasó la Seafood Expo Global y Seafood Processing Global que, pese al cambio de sede –luego de 27 años de hacerse en Bruselas pasó al recinto de la Fira de Barcelona Gran Vía– convalidó sus pergaminos como el mayor salón de los productos de mar, con la carga significativa que tuvo esta edición de regreso a la presencialidad tras dos años de pandemia.

Argentina estuvo representada desde lo institucional por el stand que promovió el Ministerio de Agricultura a través de la Subsecretaría de Pesca, que ofició de pasarela donde los empresarios nacionales pudieron mantener contacto con clientes consumados y potenciales en un contexto en que la pandemia parece haber quedado atrás, al menos en territorio europeo ya en primavera, aunque preocupan las consecuencias que puede generar un conflicto prolongado tras la invasión de Rusia a Ucrania el pasado 24 de febrero.

“El balance es positivo. En cuanto a la concurrencia, que es lo básico, el stand argentino fue muy visitado y tanto empresas como autoridades recibimos decenas de consultas diarias”, resumió el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, ante la consulta de REVISTA PUERTO.

El Subsecretario destacó que “la interacción con los potenciales compradores hizo que las empresas concretaran acuerdos y operaciones para varios tipos de productos”, siendo los de mayor relevancia los relacionados con calamar y merluza.

Lo del langostino parece un mundo aparte donde no hubo signos de interés sobresalientes, en un contexto de descenso del precio del entero desde comienzos de año. En vísperas de la apertura de aguas nacionales todos parecen esperar a ver cómo se desempeña la flota.

“Lo que puedo decirte es que el mercado está muy cauto. No se cerraron operaciones de a bordo”, reconoció Pablo Otegui, de Pesquera Veraz, quien participó de la Feria.

Europa, principalmente España y Francia, es el principal destino del langostino entero congelado a bordo. El año pasado ese producto tuvo un valor promedio de 7.139 dólares la tonelada, lo que marcaba un aumento del 26,8% en relación con 2020, según el Informe de coyuntura de la propia Subsecretaría de Pesca.

En el informe que resume las exportaciones del primer trimestre que realiza CAPECA, dicho valor descendió a los 6.207 dólares de precio promedio por tonelada.

En Newsan, que también envió representantes del área comercial a la Feria, reconocieron que lo que más les genera preocupación por estos días es la apreciación del dólar frente al euro. “El euro en un valor de 1,05 por dólar pone un techo a los precios de Europa”, advirtió una fuente de la compañía.

Sobre el langostino también compartieron el diagnóstico en Veraz. Los clientes no están apurados en comprar ya que siguen disponiendo de stock, aseguraron.

Liberman calificó como “sostenida” la demanda de pescado en el último tiempo, “reponiéndose ya de manera muy clara respecto de lo que fue la dinámica de la pandemia”, destacó el Subsecretario, quien en relación a los precios que se vieron durante la Feria, aseguró que “no reflejaron demasiada sorpresa, con alguna incertidumbre lógica aún en el langostino, que lo evalúo como precio en formación, porque el mercado no tuvo mayores discusiones sobre el langostino de Nación”.

Entre café, alguna cerveza y degustaciones varias, los empresarios debaten si conviene salir con todos los barcos en el comienzo de la zafra. Existe un temor creciente a que una mayor oferta podría desmoronar aún más los precios, aunque saben que los stocks en Europa no son inagotables.

En este escenario intentan persuadir a los dirigentes del SOMU de un acuerdo “racional” en la paritaria que negocian todas las cámaras que agrupan a barcos congeladores tangoneros. Si el número inflacionario de abril viene tan malo como el de marzo, intentar convencerlos de que la inflación irá bajando en el segundo semestre será todo un milagro.

Agustín Aicega, el flamante presidente de Cafrexport, la cámara que agrupa a los frigoríficos exportadores de Mar del Plata, fue otro de los asistentes a la feria. El dirigente afirmó que, si bien el mercado europeo muestra una demanda sostenida, “el mayor problema que tenemos es que no hay producto por vender”, dijo el industrial.

En ese sentido, el industrial de Frigosur remarcó que esa era la opinión coincidente entre los empresarios argentinos que acudieron a la Feria. “De merluza hay muchísimo pedido y poco producto. De corvina, pescadilla y besugo, lo mismo. Tenemos pedidos de calamar, pero de tamaños grandes y solo hay chico”. Sobre la demanda de langostino patagónico, el dirigente también anotó una elevada demanda, pero “habrá que esperar a que arranque aguas nacionales para saber si se puede traer a reprocesar a Mar del Plata”.

En ese sentido, cobró trascendencia pública, incluso fue noticia en el inicio de la Feria, la posibilidad de que la empresa Mattera se vuelque al reproceso de langostino en sus establecimientos de Mar del Plata. Hasta ahora la empresa había hecho hace un tiempo una prueba para Iberconsa que luego no prosperó.

Consultado por este medio, Diego Mattera bajó los decibeles. “No hay proyecto de inversión porque ya tengo todo. Lo hablé con Liberman y le anticipé que seguramente este año hagamos langostino.  También he hablado con Ledesma por otro tema y me dijo que nos íbamos a poner de acuerdo enseguida porque la gente quería trabajar”.

Pasó una nueva edición de Seafood y dejó también un mensaje para la industria naval. Red Chamber Argentina confirmó que reemplazará al Promarsa II. El nuevo tangonero no se construirá en gradas nacionales, sino que ya se hace en Armón, Vigo. Y hasta tiene fecha de botadura: agosto de 2023.