20/05/2022
Conciliación obligatoria en el conflicto de los obreros navales

La dictó el Ministerio de Trabajo sobre el filo de la jornada laboral. Abre un paréntesis de quince días de negociación para que las partes lleguen a un acuerdo. Ayer hubo bloqueos en los principales astilleros y ataques a propiedad privada de los trabajadores que decidieron no acatar el paro. “La relación está rota”, dijo Florencia Garrido. “Mejoraron la oferta, pero llegó tarde”, dijo Jorge Matías.

  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 02
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 03
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 04
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 05
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 06
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 07
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 08
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 09
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 10
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 11
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 12
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Paro de obreros navales - 13
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

El Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) realizó este jueves un paro de actividades en el puerto de Mar del Plata en reclamo por reivindicaciones salariales vinculadas a la paritaria 2022. La medida tuvo un alto acatamiento en algunos astilleros y talleres mientras en otros establecimientos se sintió con menor impacto.

Sobre el final del día llegó la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo, a través de la Disposición 545 e involucra a todas las cámaras patronales, las pesqueras y las específicas de la industria. Ahora se abre una instancia de quince días para que las partes puedan encontrar un punto de acuerdo para cerrar el reajuste salarial de la primera etapa de 2022.

Desde las cinco de la mañana grupos de trabajadores, con apoyo de personas que llegaron desde Buenos Aires movilizadas por el propio sindicato, procedieron a bloquear los accesos a los principales astilleros. En cuestión de minutos desplegaron gomas y las prendieron fuego en los caminos de acceso a Contessi, TPA y también en SPI sobre la escollera Sur.

Otro grupo se desplegó en inmediaciones al acceso de las Terminales 2 y 3 donde si bien no hubo bloqueos generalizados, el propósito fue impedir el ingreso de trabajadores de talleres en barcos de la flota pesquera asociada a CaIPA y Armadores, con las cuales el gremio mantiene diferencias.

El gremio emitió un comunicado ya con las primeras luces del día en que convocaba a los compañeros a “mantener la calma, la prudencia y la convicción de que la medida es totalmente justa y tiende a reparar una injusticia como lo es la diferencias salariales y cláusulas económicas respecto a las diferentes cámaras que son signatarias de los distintos convenios”.

Las cámaras de la propia industria naval se acercan bastante a las pretensiones del gremio de recibir un reajuste salarial del 60% entre abril y septiembre, aunque las ofertas no hicieron desistir al gremio de una medida de fuerza anunciada la semana pasada.

En la última audiencia con la Cámara de la Industria Naval desde la patronal consultaron si pagando lo que pedían se levantaba el paro y la respuesta que recibieron fue negativa. “Es una pena que hayamos tenido que llegar hasta acá”, lamentaban en la cámara.

“Nos boludearon un mes y medio con dos puntitos más este mes, una cuota más, tres puntos menos… La oferta llegó, pero lo hicieron tarde”, aseguró Jorge Matías, delegado paritario y uno de los referentes de la Agrupación Azul y Blanca, la corriente opositora al oficialismo que encarna Juan Speroni, aunque ayer en los bloqueos estaban todos unidos detrás del reclamo.

“Nosotros nunca cortamos el canal de diálogo, hicimos una oferta superadora el martes previo a la asamblea y teníamos previsto una nueva audiencia en el Ministerio para mañana (por el viernes). No había contexto para una medida de fuerza tan extrema. Acá hay otros motivos”, sostuvo Florencia Garrido, presidente de la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata.

Jorge Matías estuvo en la protesta en el camino de acceso a Astillero Contessi. Desde el astillero convocaron a un escribano para certificar que más allá de la huelga se garantizaba el acceso a las instalaciones de quien quisiera trabajar. En el astillero no hay nadie afiliado al gremio.

La llegada del escribano ocurrió luego que los manifestantes bloquearan los dos accesos al Club Náutico, por donde algunos trabajadores navales habían podido ingresar al astillero. “No hay bloqueo ni piquete”, dijo Matías. “Solo queríamos charlar con los compañeros antes de que ingresen para explicarle la situación”.

Más allá de que desde el propio sindicato aseguraron en el comunicado que “la libertad del ejercicio del trabajo está garantizada, así como también el derecho a huelga consagrado en nuestra Constitucional Nacional”, el corte en los accesos para ingresar en los astilleros no pareció compatible con una “libertad garantizada”.

En TPA, por ejemplo, también se bloqueó el acceso frente a la Prefectura y, sin escribano, algunos trabajadores advirtieron que fueron amenazados desde el grupo de manifestantes y resolvieron no ingresar. En horas de la tarde se registraron algunos autos vandalizados.

“Hubo ataques a la propiedad privada de algunos trabajadores en inmediaciones de sus lugares de trabajo”, confirmó Garrido. La dirigente reconoció que a partir de los hechos vividos en la jornada “la relación con el SAON está rota”. “Estamos asustados de tanta violencia”, indicó la Presidente.

En SPI hubo un bloqueo similar al de los otros dos astilleros. Desde la empresa aseguraron que “hubo un importante acatamiento al cese de actividades” a partir de que el astillero “dio grados de libertad al personal” y procedió a “reasignar tareas”.

Desde el SAON, que tiene elecciones este año y se espera que desde la Agrupación Azul y Blanca vuelvan a presentar candidatos y disputar la conducción nacional que encarna Juan Speroni, habían anunciado que la medida de fuerza era por tiempo “indeterminado” aunque reconocían por lo bajo que acatarían una conciliación obligatoria en caso que se dictase.

“Mi sensación es que la dictarán a última hora de hoy (por el jueves)”, razonó Matías. “Nosotros nos quedamos acá hasta que se cumpla el horario de la jornada laboral; si no hay conciliación, mañana (por hoy viernes) volvemos a manifestarnos”.

Matías tuvo razón, la medida del Ministerio comenzó a regir a partir de las cinco de la tarde del día. Habrá que ver si la relación rota que marcó Garrido alcanza a ser recompuesta de cara a la audiencia de las próximas horas o habrá que esperar unos días más para que las partes lleguen a un acuerdo.