13/05/2022
La inflación será el parámetro en la paritaria con el STIA

El INDEC reveló este jueves que Argentina registró 58% de inflación en los últimos 12 meses. La Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) cerró acuerdos nacionales por un 59% anual, y ese sería lo solicitado por el STIA. Desde el sector privado exigen “negociar” con las “plantas trabajando”.

Revista Puerto - Chubut - STIA - 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

El 31 de mayo próximo vence el acuerdo paritario anual del Convenio Colectivo de Trabajo 372/04 que rige las relaciones laborales entre el STIA y la industria pesquera de Chubut para los trabajadores de las plantas de procesamiento. Las negociaciones darían comienzo en las venideras semanas cuando las partes empiecen a exponer sus demandas y ofrecimientos.

Este jueves, el INDEC anunció que la inflación de abril trepó al 6% y acumuló 23,1% en el primer cuatrimestre. En el desagregado, el mes pasado, el IPC en Patagonia fue del 5,9%, reportó el organismo estadístico.

El dato significativo, es que Argentina registró 58% de inflación en los últimos 12 meses, la cifra más alta en 30 años. Así, el índice de abril empujó a la inflación interanual al peor número desde 1992.

El adelantamiento de las paritarias a nivel nacional, en todos los sectores económicos, muestra acuerdos que rondan las proyecciones anuales de inflación.

En este marco, la Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) y la Federación de Industrias de Productos Alimenticios y Afines (FIPAA), suscribió la semana pasada un incremento salarial anual del 59%, con revisiones. Este sería el parámetro que tomaría el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) de Chubut cuando se abran las conversaciones con la CAPIP, que es la cámara signataria del convenio colectivo.

Variables internacionales del mercado

Desde el sector privado admiten que no serán fáciles las negociaciones salariales de este año. Citan variables que afectan al sector exportador, ya que asumen costos con inflación que rondará el 60% y la liquidación de divisas se da a un dólar que ha tenido una variación del orden del 23%, aproximadamente.

El contexto internacional es observado de cerca desde la industria pesquera patagónica, ante una eventual caída de los precios exportables, ya que la inflación en Europa ya empieza a provocar una retracción del consumo de productos, no esenciales, como el langostino.

Asimismo, en los últimos días, el euro tocó a su nivel más bajo en cinco años frente al dólar. La moneda europea estuvo presionada por los temores a una recesión y las presiones de la inflación en valores inéditos.

En el mercado japonés, el yen se hunde frente al dólar hasta su nivel más bajo en dos décadas. El dólar se compró este jueves a su precio más caro frente a la moneda japonesa desde abril de 2002.

Negociar trabajando

Sin dudas, la posibilidad que la temporada de langostino de aguas nacionales abra en la primera quincena de junio, dependiendo de los resultados que arroje la prospección, meterá presión a las negociaciones, tal como ya ha ocurrido en años anteriores.

Una de las claves será observar el comportamiento sindical, en la actual coyuntura, y no es menor el antecedente de las negociaciones salariales recientes, entre la flota costera y el gremio de la marinería, donde coincidieron en mantener abiertas las tratativas de actualización de precios de especies y salarios en ‘plena actividad’. Negociar trabajando y que la resultante sea retroactiva al comienzo de las conversaciones.

Ese pacto ha sido una muestra de madurez en el sector, donde se mantiene abierta una mesa de negociación sin alterar el proceso productivo, y las partes asumen un compromiso de mantenimiento de la paz social, sin que nadie resigne el ejercicio de sus legítimos derechos constitucionales.

Aquí quedará expuesta la dirigencia del STIA, si prioriza el diálogo, o apela a la recurrente y cada vez más arcaica metodología del apriete y amedrentamiento, que bastante distan del derecho a huelga.