17/05/2022
Transportistas se quejan del valor del flete

Desde la Asociación de Transportistas del Puerto de Mar del Plata trazaron un oscuro panorama de la actividad en la que participan más de trescientos vehículos. No les dan los costos para mantener el servicio.

Revista Puerto - Mar del Plata - Transportistas se quejan del valor del flete - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

El sector del transporte de pescado en el puerto de Mar del Plata atraviesa serias dificultades a la hora de mantener un servicio vital para que todo el proceso industrial fluya y el pescado fresco llegue del muelle a las plantas procesadoras.

En la Asociación de Transportistas del Puerto, entidad que agrupa a cerca de 300 unidades de transporte, reconocieron la difícil situación a partir de “un precio del flete que está muy bajo, entre 42 y 48 pesos por cajón, que lo pagan los menos”, puntualizó Franco Di Meglio, que a los setenta años sigue siendo el presidente de la entidad.

El precio de la tarifa se actualiza cuatro veces al año: diciembre-marzo-junio-septiembre, pero señalan que los aumentos que sufren los repuestos, la VTV, el combustible y las habilitaciones que deben tener para poder trabajar en los muelles del puerto, “son muy superiores a lo que se cobra y siempre hay algunos que están dispuestos a trabajar por menos”, reconoce el transportista en diálogo con este medio.

Del flete se encargan las fábricas que compran el pescado entero en muelle, salvo que armador y frigorífico sean la misma empresa. “Nosotros hacemos la distribución del pescado al destino y ese precio por cajón, la mayoría paga 42 pesos, es una miseria”, cuenta Leandro, otro fletero.

Un camión chasis tiene una capacidad promedio de carga de 250 cajones y no siempre se carga completo. La falta de merluza que muchas veces han denunciado los frigoríficos, también se siente en el camión.

“Muchas veces son 100 cajones, a 4.200 pesos en los que, entre la espera para la carga en muelle y la demora para descargarlo en la planta, si esa noche hay más camiones y te toca esperar, estás entre 7 y 9 horas hasta que quedás liberado. Un promedio de 500 cajones por semana son 84 mil pesos al mes para vivir y pagar los gastos del camión”, revela el fletero.

En la Asociación confirman los datos y aseguran que por esta situación es que el parque automotor no se renueva y muchos camiones presentan un estado deficiente y hasta siguen circulando camiones Bedford del año 1963.

“Las cajas térmicas se destruyen con la sal del mar; reemplazar cubiertas, renovar una VTV sale hasta 18 mil pesos y algunos camiones deben renovarla cada 6 meses. Habilitaciones anuales como la del Consorcio; Municipalidad; SENASA; el psicofísico y el monotributo para salir a las rutas y contador todos los meses. Y rezá para que no se te rompa nada, pero siempre hay algo que hacer porque algunas calles están intransitables”, lamentó Di Meglio.