15/06/2022
“Acá hay una acción agresiva de Chubut”

El presidente de ALFA, Mariano Retrivi, se refirió a los cortes en la Ruta 3 que impiden el libre tránsito de camiones cargados de langostino y merluza con destino a Mar del Plata. Uno de su empresa se encuentra varado en Arroyo Verde y teme que se pierda la carga. “Se está violando la Constitución”, se quejó el empresario.

Revista Puerto - Mar del Plata - Mariano Retrivi - Presidente de ALFA - 02

El barco Sfida fue uno de los primeros en descargar las capturas de langostino de la temporada que recién se inicia en el puerto de Camarones. La captura se distribuyó en tres camiones, dos de los cuales se dirigieron a plantas procesadoras de Chubut, Veraz y Red Chamber. El tercero se disponía a transportar la carga hacia Mar del Plata para ser elaborada en las plantas de procesamiento de Natusur y Asudepes, pero un piquete organizado por el STIA le impidió el paso a la altura de Arroyo Verde sobre la Ruta Nacional 3. El argumento para impedir el libre tránsito fue que ese pescado no podía salir de la provincia de Chubut sin procesar, en concordancia con el encendido discurso de los funcionarios chubutenses.

El camión que transportaba una tercera parte de la captura del Sfida fue interceptado en el puesto de control provincial y se lo demoró por supuestas irregularidades en la documentación, que un tiempo más tarde fueron descartadas, justo cuando un grupo de manifestantes del STIA (gremio que nuclea a trabajadores de planta) armaba un piquete para impedir su paso. El personal de control de la Secretaría de Pesca provincial solo habría consultado a los piqueteros si le iban a permitir el paso o no, sin realizar más acción ante la respuesta negativa.

El camión que llevaba el pescado del presidente de CAPEAR-ALFA, la cámara que representa a los barcos fresqueros langostineros marplatenses, fue el primero de otros cinco camiones que quedaron varados en distintos puntos de la Ruta 3, uno de los cuales trae merluza y otros pescados congelados para su reproceso en la ciudad de Mar del Plata.

En conversación con este medio, Mariano Retrivi dijo: “Acá hay una acción agresiva de Chubut, este es un problema político, económico y gremial. Han parado los camiones que quieren salir de la provincia. Es un acto violatorio de la Constitución Nacional que garantiza el libre tránsito de personas y mercaderías, pero parece que la Constitución no aplica para Chubut”.

“No entendemos en que artículo de la nueva resolución de langostino dice que todo el pescado se va a llevar a Mar del Plata. Lo que está saliendo de la provincia es el mismo volumen de siempre para abastecer las plantas que procesan en la ciudad. Pero la manera de actuar nos hace replantearnos si podemos seguir bajando el pescado en Chubut. En lugar de incentivos recibimos ataques”, señaló notoriamente preocupado el presidente de ALFA.

Que la medida de fuerza corre por cuenta de los gremialistas no hay dudas, pero tampoco que coinciden con las manifestaciones públicas del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni y del subsecretario de Pesca, Gabriel Aguilar, quienes expresaron su desacuerdo con que el langostino de aguas nacionales que se descarga en puertos chubutenses salga de la provincia sin procesamiento.

“Acá hay falta de correspondencia, de diálogo, de algún intento de acercamiento, por el contrario, se nos comunicó desde la Secretaría de Pesca que habrá más de cuarenta acciones para evitar que el pescado salga de la provincia, que habrá manifestaciones gremiales, pero también medidas de administración”, fustigó el dirigente empresarial.

Consultado sobre qué decisión tomarán los barcos de Mar del Plata que deberán descargar en las próximas horas, Retrivi señaló que es un gran interrogante, porque les es conveniente descargar en puertos de Chubut pero que el clima está demasiado violento: “Los armadores no saben qué hacer, algunos probablemente decidan venir a Mar del Plata, porque hasta es un problema con las tripulaciones que temen por las acciones virulentas que comienzan a verse. Se los maltrata hasta por los medios, no se habla de ellos como gente que viene a trabajar, se los trata como corsarios”.

Sobre el caso puntual del camión que transporta la carga de su barco, se lamentó: “Si el piquete sigue, la carga se va a pudrir ahí porque no tengo ninguna otra opción, si tenemos que vivir semejante disparate de tirar un camión completo, evaluaremos seriamente no volver”. El empresario confirmó que acudió gendarmería pero que hasta el momento no ha tomado intervención la justicia. Al cierre de esta edición el Ministerio de Trabajo había dictado la conciliación obligatoria pero los piquetes continuaban.