10/06/2022
Alerta por temporal en zona de pesca

Parte de la flota langostinera se guareció en Camarones ante los fuertes vientos del sur y el pronóstico de mal tiempo. El fenómeno provoca olas de hasta 6 metros. La Prefectura Naval recomendó no salir a zona de pesca, aunque aclararon que la decisión final es de cada capitán.

Revista Puerto - Alerta por temporal en zona de pesca - 02

La flota se guarece en Camarones.

En el primer día de la apertura de la pesquería de langostino en aguas nacionales, tras los buenos resultados obtenidos en la prospección, las condiciones climáticas se presentaron adversas este jueves y el Servicio Meteorológico Nacional alertó por el ingreso de una masa de aire frio que provoca fuertes vientos del cuadrante Sur con ráfagas superiores a los 45 nudos. Las condiciones tenderían a mejorar a última hora del viernes.

En la bahía de Camarones se observó la presencia de una gran cantidad de barcos, fresqueros de altura y congeladores, que optaron por guarecerse del temporal, cerca de la costa, a la espera de que mejoren las condiciones para salir a operar sobre el recurso Pleoticus muelleri.

El preaviso de vientos con ráfagas se encuentra vigente para la Patagonia Sur, a causa del ingreso de un frente frío del extremo sur, lo que genera vientos de entre 35 y 45 nudos, alcanzando un promedio de entre 64 y 83 km/h.

Asimismo, el fenómeno provoca olas de entre 2,5 a 6 metros, e incluso superando dichas medidas en algunos casos. Se prevé este frente hasta últimas horas del día viernes 10.

El prefecto principal Ernesto Oscar Finelli, jefe de la Prefectura Naval Puerto Madryn, advirtió que “se está alertando sobre un temporal que está viniendo desde el sur hacia el norte, hubo cambio de rotación de vientos, y esto hace que el viento reinante sea de mucha intensidad, con ráfagas que superan los 45 nudos”, indicó en declaraciones al canal Flux.

“Prefectura Naval Argentina recomienda que todos los barcos que estén en altamar traten de llegar a la costa para que se pongan en resguardo”, sostuvo Finelli al tiempo de señalar que “el grueso de la flota está próximo a Camarones, porque la pesca se estaba desarrollando en esas latitudes”.

El funcionario explicó que con las actuales condiciones de viento “se produce oleaje que es lo que lleva a la parte crítica de la estabilidad de un buque. Las embarcaciones tienen cálculos hechos por sus constructores donde se deja establecido los valores que deben soportar de adrizamiento en estas condiciones, pero no deja de ser riesgoso navegar con estas condiciones de oleaje de hasta 6 metros”, sugirió.

“Desde ya debemos tener en cuenta que el barco que está cargado se comporta de una forma y cuando está sin carga en bodega se manifiesta de otra”, dijo al insistir con la recomendación de que la flota se mantenga a resguardo hasta que pase el temporal.

“También está claro que el capitán de cada barco es el responsable directo de cada acción. El capitán es la máxima autoridad a bordo de la embarcación. Prefectura Naval lo que hace, en estas circunstancias, es recomendar, pero la responsabilidad de llevar el barco seguro es del capitán”, concluyó.