09/06/2022
Arrancó la temporada de langostino en la Veda

La mayor concentración se dio en el vértice de las cuatro subáreas prospectadas por lo que se decidió autorizar la pesca en todas. La densidad más alta se observó en la subárea 15 y la más baja en la 16. Mayoría de talla comercial y “cáscara dura”. La jefa del Programa Langostino disertará hoy en el seminario de ALFA.

Revista Puerto - Langostino - Comienza la temporada en la Veda - 02

La prospección de langostino, que comenzó el 5 de junio, arrojó datos positivos y desde las cero horas de hoy 9 de junio han quedadas habilitadas a la pesca las Subáreas números 13, 14, 15 y 16 dentro del Área de Veda Permanente de Merluza.

Si bien en todas las subáreas se encontraron concentraciones del crustáceo, las mayores se observaron en la Subárea 15 que se ubica frente al Golfo San Jorge entre los paralelos 46° y 47° Sur y los meridianos 63° y 64 Oeste. La menor concentración se halló en la subárea 16 ubicada hacia el este por fuera del área de veda, entre los paralelos de 46° y 47° Sur y los meridianos de 62° y 63° Oeste.

Ante el comportamiento dinámico del recurso se recomendó la apertura de todas las áreas, dado que el porcentaje mayoritario de las capturas estuvo compuesto por ejemplares de talla comercial y con buenas características organolépticas de calidad, es decir con cáscara dura. Lo que implica un producto de calidad y también buenas condiciones biológicas.

En las subáreas 12 y 13 también se encontraron concentraciones que ameritaban la apertura y es por eso que toda el área prospectada ha quedado habilitada a la pesca. Promediando la mañana, ya se habían sumado tres barcos a los veinte que se encontraban en el área por haber estado afectados a la prospección. La mayor parte se encontraba concentrada en las subáreas 15 y 16 en la zona del vértice.

A partir de ahora, se deberá monitorear el desplazamiento del recurso y las características de las capturas para poder seguir prospectando nuevas zonas y cerrando aquellas en las que bajen los rendimientos o aumente la proporción de captura incidental de merluza. Es la etapa en la que la cobertura de observadores a bordo comienza a ser clave.

La presencia de observadores en la flota fresquera sigue siendo insuficiente, según han advertido recientemente desde el INIDEP. Ni la Autoridad de Aplicación ni el Consejo Federal Pesquero han sabido resolver este tema hasta el momento, por lo que una solución inmediata es impensable. En este contexto las buenas prácticas pesqueras serán la única alternativa para evitar la sobrepesca, garantizar la sostenibilidad de la pesquería a largo plazo y la calidad del producto dependerá de cómo se pesque.

Esta tarde la jefa del Programa Langostino, Paula Moriondo Danovaro, expondrá en el Seminario “La Calidad comienza a bordo II” organizado por ALFA. Comenzará a las 17 en el Aula Magna de la UTN Mar del Plata. Será interesante escuchar las recomendaciones de la bióloga para la temporada de pesca que acaba de empezar.