23/06/2022
Cierran parte de dos subáreas para evitar captura de juveniles de langostino

Se trata de la franja oeste de las subáreas 13 y 15. La flota se encuentra desde el inicio de la temporada hacia el centro de área habilitada. Los rendimientos han sido buenos, pero siguen con atención el registro de caídas en las capturas que podrían deberse al clima o agotamiento.

Revista Puerto - Descarga de langostino

Por recomendación del INIDEP se dio cierre a una franja al oeste de la zona habilitada por registrarse capturas de juveniles; la flota está concentrada en el área central donde las tallas son grandes. Los rendimientos siguen siendo buenos, pero han comenzado a bajar y se monitorean de cerca las capturas para determinar si el sector debe permanecer abierto o si será necesario prospectar otras zonas.

La Dirección de Pesca dispuso el cierre de una franja del área habilitada a la pesca, ubicada al oeste del meridiano de 63º 30’ y entre los paralelos de 45º y 47º, a partir de la hora cero de ayer 22 de junio. El aporte de datos de barcos que buscaron el langostino en el extremo oeste de las subáreas 13 y 15 permitió comprobar una alta presencia de ejemplares juveniles.

Datos de observadores permitieron registrar la captura constante de langostino de tallas chicas y se consideró prudente evitar que la flota diera con esa concentración de juveniles al desplazarse hacia el oeste.

La mayor parte de la flota se encuentra aún en el centro del área habilitada, entre las subáreas 13 y 14 donde se encuentra la mayor concentración del recurso. La diferencia respecto del inicio de la temporada es que una parte importante de los 68 barcos activos se ha desplazado un poco hacia el oeste, lo que habría motivado la recomendación de cierre.

En las subáreas 15 y 16 son muy pocos los barcos que están operando, por lo que no se tiene prácticamente información de esas subáreas. En cambio, sí son conocidos los datos del lugar donde están operando; los rendimientos han sido buenos, con tallas mayoritariamente L2 y en menor medida L1 y L3. A pesar de las malas condiciones climáticas, no ha habido días sin pesca, aunque sí comenzó a notarse una baja en los rendimientos.

En los próximos días los datos que aporten los observadores serán determinantes para saber si la caída en las capturas responde a un agotamiento de esta concentración o a una dispersión de los ejemplares en respuesta a las condiciones climáticas adversas.

Capitanes experimentados también consideran que esta baja en los rendimientos podría responder a un desplazamiento del langostino hacia el norte, por lo que no se descarta que pronto algunos comiencen a pedir una nueva prospección al Consejo Federal Pesquero.