23/06/2022
Conarpesa desembarca con millonaria inversión en provincia de Buenos Aires

Desembolsará 600 millones de pesos en un centro logístico y construirá cámaras de frío. Parte de sus capturas las comenzará a descargar en el puerto de Coronel Rosales y las exportará desde Bahía Blanca. Por el momento, no prevé procesar materia prima en esa provincia.

Revista Puerto - Gobernador Axel Kicillof y presidente de Conarpesa Fernando Alvarez Castellano en Puerto Coronel Rosales - 02
Por Nelson Saldivia

El presidente de Conarpesa, Fernando Álvarez Castellano, confirmó a REVISTA PUERTO que la empresa desplegará un ambicioso plan de inversiones en la provincia de Buenos Aires. Este martes, se reunió con el gobernador Axel Kicillof en el puerto de Coronel Rosales para brindarle detalles de las obras que se iniciaron en Punta Alta, que en una primera etapa demandan 148 millones de inversión, pero que contempla un desembolso global de 600 millones de pesos.

El empresario aclaró que se trata de una inversión en materia “logística y operativa”, indicando que el proceso productivo de procesamiento se mantiene en Puerto Madryn y Rawson, en cuya planta de la ciudad del golfo se encontraba ayer en plena actividad con el ingreso de langostino de aguas nacionales.

“Vamos a construir unos almacenes grandes para la parte técnica de los barcos y cámaras de frío para almacenamiento. Hemos decidido que la parada biológica de los barcos la haremos en el puerto de Rosales porque nos han puesto todo a disposición”, subrayó al confirmar la incursión de Conarpesa en provincia de Buenos Aires.

Durante el encuentro entre Kicillof y Álvarez Castellano estuvieron también el subsecretario de Asuntos Portuarios, Juan Cruz Lucero, el senador bonaerense Marcelo Feliú, el presidente del Puerto de Bahía Blanca, Federico Susbielles, y el presidente del Consorcio de Gestión del puerto de Rosales, Rodrigo Aristimuño.

Construcción en marcha

“La obra la habíamos empezado hace diez días y me avisaron que estaría Kicillof y me pidieron que estuviera para explicarle los alcances de la inversión. Esto va a significar una reactivación para el puerto de Rosales”, comentó el empresario pesquero, quien detalló que “nos han concesionado un predio donde construiremos instalaciones totalmente nuevas y desde allí vamos a operar para la reparación de los barcos, y es donde haremos la parada biológica cuando hay que llevar los barcos a puerto”, dijo.

Puerto alternativo de descarga

Además, el ejecutivo de la compañía anunció que “durante el año cuando nos convenga ir a descargar ahí lo haremos, o cuando el puerto de Puerto Madryn esté muy atorado iremos a Rosales, es una nueva opción que tenemos”.

A nadie escapa que ante los escenarios de recurrente conflictividad sindical que se han reportado, en los últimos años en Chubut, Conarpesa tendrá ahora la posibilidad de sortear una eventualidad de esas características.

Álvarez Castellano reveló que “la inversión total con las cámaras de almacenamiento va a ser de alrededor de 600 millones de pesos. Ya está en ejecución la primera etapa que lleva unos 150 millones de pesos que es la de un almacén grande. Y vamos a empezar también con las cámaras de frío a ver si lo podemos tener listo en 6 o 7 meses”, pronosticó que en los comienzos de 2023 ya estarían plenamente operativos en tierras bonaerenses.

Exportaciones desde Bahía Blanca

Según se indicó, las cámaras permitirán almacenar más de 2.000 toneladas de pescado. “La planta que tengo en Caleta Olivia la vamos a alquilar por lo que con esto de Rosales tenemos un Plan B. Ya veníamos buscando la posibilidad de tener otro lugar de almacenamiento más al norte”, detalló.

“Obviamente todo lo que se descargue en el puerto de Rosales se exportará desde el puerto de Bahía Blanca. No obstante, Puerto Madryn seguirá siendo nuestro puerto principal, allí seguiremos operando, pero ahora tendremos una alternativa más”, sostuvo el titular de Conarpesa.

En territorio kirchnerista

Asimismo, el empresario pesquero subrayó que “desde la provincia de Buenos Aires nos ofrecieron esta posibilidad y veníamos analizando opciones, de hecho, pensábamos hacer la parada biológica en Ingeniero White, y en Coronel Rosales encontramos muy buena predisposición de parte del presidente del Consorcio del Puerto, Rodrigo Aristimuño, y nos puso todo a disposición por lo que decidimos instalarnos allí, donde podremos operar tranquilos y vamos a tener lugar de sobra”, analizó al describir cómo optaron por desplegar esta millonaria inversión en un territorio gobernado por un fiel a Cristina Fernández de Kirchner.

El procesamiento seguirá en Chubut

Fernando Álvarez Castellano ratificó la continuidad plena de las inversiones y radicaciones industriales en Chubut, señalando que la incursión bonaerense es “logística y operativa”. “Hay veces que en Madryn se acumulan muchos barcos y nos tienen esperando un día o dos para descargar, entonces, ahora tendremos esta otra opción. No hay ningún otro motivo, es estrictamente operativo. Mi puerto base seguirá siendo Puerto Madryn”, insistió.

“El proceso productivo, el reproceso en tierra seguirá en Chubut. En Buenos Aires no vamos a hacer planta de procesamiento, sino talleres, insumos y frigorífico. La materia prima seguirá siendo procesada, en principio, en Rawson y Puerto Madryn”, manifestó.

Controversia

En tanto, volvió a tomar distancia de la polémica suscitada entre las autoridades de Chubut y la administración pesquera nacional sobre las medidas de manejo del langostino.

“No entiendo por qué se ha generado esta discusión. Los barcos de Mar del Plata, como todos los que tienen permisos nacionales y pescan en aguas nacionales, son libres de descargar donde quieran. Están en su derecho de hacerlo y si estuviera en su lugar haría lo mismo”, reflexionó al tiempo de considerar que “Chubut tendrá la tarea de seducirlos con incentivos para que descarguen y se procese en las plantas, pero no podrán obligarlos porque la ley es clara”, acotó.

Arranque de temporada

Consultado sobre los datos que arrojan las primeras semanas de pesca de langostino, dijo que “hay mucha presencia de L2 y L3, no tanto así de L1. Son tamaños comerciales aceptables y la calidad es muy buena. Los volúmenes también son interesantes”, analizó.

Sostuvo que la pesquería muestra indicadores auspiciosos en el comienzo de temporada, “aunque lo que veo con preocupación es la situación comercial. Los precios están bajando. China dice que ahora va a esperar quién baja más el precio para tenerlo como referencia. Observo que los precios van a tener una caída importante”, presagió.

“Hoy estuve en Zoom con comerciales de España y no hay ventas. Bajamos un poco los precios, pero no se cierran operaciones de venta. Iremos viendo cómo evoluciona, y si no repuntan las ventas y nos sobrestockeamos tendré que parar los barcos”, advirtió.