15/06/2022
El sindicalista Omar Suárez fue sobreseído y va por los que lo acusaron

Los magistrados del Tribunal Oral Federal Nº 4 decidieron la absolución del exsecretario general del SOMU en las causas de asociación ilícita, malversación de fondos y consideraron prescripta la de entorpecimiento a las vías navegables. Suárez dijo que perseguirá en la justicia a quienes lo acusaron.

Revista Puerto - SOMU - Enrique Omar Suarez - 02

En 2014 Omar Suárez fue procesado por entorpecimiento a las vías navegables y a partir de la denuncia realizada por varios dirigentes que hoy conducen el SOMU se impulsó la intervención del gremio. Concretada esa medida en 2015 el juez Rodolfo Canicoba Corral lo procesó por asociación ilícita, administración fraudulenta y coacción agravada. Ante la denuncia de la interventora Gladys González de robo de documentación, se dictó en 2016 la prisión preventiva de Suárez. El gremialista permaneció detenido hasta diciembre de 2021, cuando se le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria. Tras ocho años desde que se inició la causa y tres desde que comenzó el juicio oral, los jueces Néstor Costabel, Gabriela López Iñiguez y Daniel Obligado resolvieron absolverlo en tres causas y declararon prescripta la que dio inicio al proceso judicial. Omar Suárez asegura que ahora irá por aquellos que lo acusaron (ver Nuevamente citan a indagatoria a Omar Suárez por asociación ilícita, fraude y extorsión).

El fiscal federal Juan García Elorrio había pedido seis años y ocho meses de prisión para el sindicalista, reafirmando la acusación del juez Canicoba Corral de la existencia de asociación ilícita. También pidió penas menores para otros quince acusados, entre los que figuran dirigentes sindicales que acompañaron a Suárez durante su mandato, como así también familiares de los gremialistas. Ayer todos quedaron absueltos (ver La Fiscalía pidió seis años y ocho meses de prisión para Omar Suárez).

Habiendo llegado a la instancia final del juicio oral, en una audiencia que se realizó por zoom pasado el mediodía del lunes, los magistrados dieron lectura al veredicto. Por unanimidad resolvieron sobreseerlo en las causas en las que fue procesado por administración fraudulenta del Sindicato, la Mutual y la Obra Social del SOMU; por coacción agravada y por ser jefe de una asociación ilícita. También fue absuelto en el procesamiento por poner en riesgo la seguridad de una construcción flotante. Respecto de las imputaciones de entorpecimiento de las vías navegables, causa madre por la que se inició el proceso judicial, la misma fue declarada prescripta y en consecuencia se dictó aquí también su absolución.

Junto con Omar Suárez fueron sobreseídas otras 22 personas, entre las que se encuentran familiares y dirigentes sindicales. Los fundamentos de la sentencia serán leídos el 25 de agosto próximo, pero desde ayer Omar Suárez ha quedado en libertad, siendo que el Tribunal levantó todas las medidas coercitivas que pesaban sobre el gremialista, como el uso de tobillera.

Suárez, en comunicación con un grupo de trabajadores que lo han apoyado durante todo el proceso, prometió seguir en la justicia a quienes lo acusaron y rearmarse para volver a la dirigencia del SOMU. “Yo sigo por la Justicia y por falso testimonio contra todos los que me denunciaron y firmaron la denuncia ¿con qué pruebas?”, se preguntó el dirigente del SOMU.

En diciembre de 2020, entrevistado por REVISTA PUERTO, Omar Suárez había dicho que no existían pruebas en su contra sobre malversación de fondos y que el peor error que habían cometido era haberlo dejado vivo porque iría a la justicia contra ellos (ver “El peor error fue haberme dejado vivo”).

“Están las pericias de la Corte Suprema de Justicia, dos mil páginas de quince balances millonarios consecutivos, hay inexistencia de delito alguno, no hay malversación de fondos, no hay nada. Que lo prueben ahora los que denunciaron. Van a pagar por falso testimonio los mismos que denunciaron: Vargas, Giorgi, Clemente y otros. Los denunciantes ahora están procesados, ahora tienen que probarlo”, dijo Suárez en ese entonces y hoy, ya en libertad y absuelto, confirma su decisión.

Las ambiciones de Suárez al parecer no se limitan a llevar ante los tribunales a sus denunciantes, todavía parece tener aspiraciones en la vida sindical que nunca abandonó completamente: “Compañeros y compañeras: ¡Vamos a recuperar el SOMU y OSMP!”, arengó a sus seguidores, que rápidamente se mostraron dispuestos a realizar acciones y le manifestaron su apoyo.