17/06/2022
Mariano Arcioni: “En Mar del Plata trabajan con cooperativas en negro”

El gobernador de Chubut dijo que en Mar del Plata hay trabajo informal y salieron a responderle la Asociación de Costeros, la Cámara de Armadores, CAIPA, CEPA, CAFREXPORT y UDIPA. En un rápido comunicado buscaron desmentirlo, aunque sin datos.

Revista Puerto - Chubut - Gobernador Mariano Arcioni - 02
Por Karina Fernández

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni dijo ante los medios que el sector pesquero en Mar del Plata trabaja con cooperativas truchas y desató el enojo de un grupo de cámaras de armadores y procesadores que repudiaron las declaraciones. Las cámaras señalaron que lo dicho le hace muy mal a la imagen del sector, pero no aportaron datos que desmintieran la existencia de trabajo en negro. La competencia desleal entre quienes tienen a su personal debidamente registrado y quienes no, existe no solo con las empresas procesadoras patagónicas sino también con las empresas marplatense que trabajan en blanco. Tanto desde Chubut como desde Mar del Plata se está pidiendo que intervengan las autoridades nacionales.

En sintonía con las declaraciones realizadas por el representante chubutense en el Consejo Federal Pesquero, Adrián Awstin, a REVISTA PUERTO, el gobernador Arcioni se refirió ante los medios a la competencia desleal que representa Mar del Plata para los industriales chubutenses.

“Hay una disparidad de costos”, señaló Arcioni y destacó la diferencia de lo que ocurre en Mar del Plata respecto de Chubut: “Acá nos caracterizamos por tener a todos los trabajadores en blanco y ellos no”. Haciendo una descripción del mercado laboral en el sector pesquero marplatense, el gobernador aseguró que “son cooperativas que trabajan totalmente en negro y los de aquí que tienen todo en blanco no pueden competir, se les hace muy difícil. Y por eso se está yendo a querer procesar en Mar del Plata, no lo vamos a permitir”.

La respuesta de las cámaras procesadoras y de armadores de la ciudad, entre las que no se contó ALFA, dieron una rápida respuesta a las declaraciones de Arcioni y prontamente buscaron limpiar su nombre. No lo hicieron con datos sino con manifestaciones de repudio.

“Las Cámaras firmantes manifestamos nuestro profundo rechazo a las manifestaciones públicas del Gobernador de la Provincia del Chubut, agraviando, infundada e innecesariamente, a toda la industria pesquera de la ciudad de Mar del Plata”, señalaron, indicando además que “han contribuido a alterar la paz social, afectando la normal convivencia en el desarrollo de la zafra de langostino en aguas nacionales”, señalaron.

Marcando distancia con la postura de Chubut, indicaron: “En nuestra ciudad, Mar del Plata, recibimos a todas las flotas pesqueras del país. Todos pueden efectuar sus descargas y transportar sus mercaderías desde y hacia nuestro puerto, usar sus diques, efectuar reparaciones, construir buques, etc., sin distinción de qué provincia provienen. Todos son argentinos, y como tal son tratados”.

Las cámaras han involucrado directamente a las autoridades provinciales con las acciones violentas del STIA: “Esas manifestaciones y medidas de acción directa que se han adoptado en la Provincia del Chubut pone en riesgo a la cadena industrial” y señalaron que solo los barcos de Mar del Plata están siendo objeto de los bloqueos.

“Hoy existen bloqueos de camiones en ruta con merluza y langostino, sin poder transitar desde la Provincia de Santa Cruz, y sin poder salir desde Chubut hacia otras provincias. Bloqueos selectivos, ya que cuando desde Chubut se envía merluza y anchoíta de su cuota social a Mar del Plata, nada de esto ocurre”, aseguraron.

Tras indicar que este tipo de acciones afecta la imagen del sector en los mercados internacionales y nacionales, poniendo en riesgo la sostenibilidad del negocio, instaron a las autoridades nacionales y provinciales a que “tomen las medidas necesarias para volver a la normalidad en lo inmediato y así evitar un daño mayor al que ya se está provocando, reestablezcan la legalidad y garanticen el libre uso de puertos, tránsito de personas y mercaderías, conforme lo establece la Constitución Nacional”.

El gobierno de Chubut ha puesto sobre la mesa el trabajo no registrado en la ciudad de Mar del Plata, que existe y en un número importante. Incluso mucho de lo que se considera trabajo registrado se enmarca en cooperativas, que minoritariamente cumplen con las exigencias de una asociación de este tipo. La inequidad existe y no solo con las empresas patagónicas que tienen a su personal registrado bajo convenio laboral sino también con las de Mar del Plata que también tienen a su personal registrado.

Mar del Plata ni siquiera tiene un convenio laboral para el procesamiento de langostino, apenas unos pocos acuerdos entre empresas porque el SOIP no ha llegado nunca a un acuerdo con el sector. Quizás sea una oportunidad para la ciudad de diseñar un convenio justo para el procesamiento de langostino que termine con el trabajo en negro y en pseudocooperativas que ha marcado por años el procesamiento de la merluza.

La denuncia del gobernador es muy seria, otorgarle algún beneficio fiscal o, peor aún, dejar de exigir la herramienta que garantiza el empleo registrado para que todo quede en el olvido, sería muy grave. Tanto las autoridades chubutenses como los empresarios marplatenses han solicitado la intervención del gobierno nacional para que dé una solución.