28/07/2022
La subasta que podría demorar el desguace de pesqueros

La Armada Argentina vende siete unidades navales en desuso de las cuales tres son remolcadores que están en el varadero de la Base Naval Mar del Plata, recientemente cedido al Consorcio. El desguace de esos buques demandaría más de un año de trabajo.

Revista Puerto - Mar del Plata - Base Naval - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Después de esperar 40 meses desde la firma del primer acuerdo, la Armada Argentina cedió el varadero de la Base Naval Mar del Plata al Consorcio la semana pasada tras la firma de la adenda correspondiente, pero la posibilidad que comience a liberarse chatarra flotante que ocupa el muelle 2 y ganar más de 100 metros operativos de muelle ingresó bajo un gran signo de interrogación.

Por estos días la Armada publicó en el Boletín Oficial la Subasta Pública 38/1 en el marco del expediente 71649369-2022 para vender siete unidades navales en condiciones de desuso. Se trata de los viejos remolcadores  “Chulupi”, “Chiquiyan”, “ Ona”, “Calchaquí”, “Mocoví”, “Ex Aviso Suboficial Castillo” y “Ex Transporte Cabo de Hornos”, todos de bandera de la República Argentina.

Los tres primeros flotan hoy en los muelles interiores de la Base Naval Mar del Plata y el 12 de agosto se conocerá que empresa los compró para su desguace. Causó sorpresa que formen parte de esta subasta porque figuraban dentro del listado de barcos a desguazarse en el varadero cuando se firmó el acuerdo entre Provincia, la Armada y el Ministerio de Defensa.

También en ese listado original figuraba la Draga 259 C Mendoza, propiedad de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, inactiva como los remolcadores pero con alto riesgo de hundirse, según denuncias reiteradas del personal del sindicato de dragado y balizamiento.

La noticia de la subasta generó preocupación en actores portuarios que entienden que quien gane la compulsa pretenderá comenzar a desguazarlos cuanto antes para recuperar su inversión, lo cual demoraría la llegada de pesqueros inactivos al varadero y por consiguiente, la liberación de espacio operativo en las secciones cuarta y quinta del muelle 2, hoy epicentro del cementerio flotante que exhibe el puerto marplatense.

“Con esos tres remolcadores tienen para más de un año de trabajos de corte”, contó una fuente consultada por este medio, conocedora de los tiempos de obra en el desguace de barcos.

Desde el Consorcio le quitan relevancia al tema. Después de tanto tiempo perdido no quieren que el varadero sume más días de inactividad. Aseguran que hay dos pesqueros con el plan de desguace aprobado por Prefectura. Se trata del “Magritte” y el “Don Luciano” en los cuales se ha venido trabajando a muelle en este tiempo para limpiarlos y alivianarlos.

Es posible que se conforme una mesa de trabajo con representantes de la Base Naval, el Consorcio Portuario, los encargados del corte de los barcos y la Prefectura Naval para trabajar de manera coordinada y que todos manejen el mismo estado de situación de la flota a desguazar. En principio lo vital será determinar quién pone primero un pie en el varadero y que embarcación termina con más de 40 meses de amagues y dilaciones.

La duda que sobrevuela por estas horas es si la Armada finalmente cedió el varadero porque sabía de esta subasta y necesitaba habilitarlo para que se puedan desguazar sus remolcadores y de paso liberar espacio en la propia Base.

La Base Naval que hoy alberga al gigante congelador “Echizen Maru” donde en otros tiempos amarraban los submarinos. El buque pesquero llegó a su jurisdicción para iniciar una serie de reparaciones que lo tendrán inactivo durante dos meses como mínimo luego de haber hecho dique el año pasado. El servicio de muelle lo factura directamente la Armada.

Si efectivamente los primeros en subir al varadero son los tres remolcadores, la limpieza de la chatarra flotante en muelle 2, los metros operativos de muelle que se pensaban ganar, el cementerio de barcos que se imaginaba erradicar, toda esa postal de decadencia será tangible por un tiempo más.