19/07/2022
Buenos resultados en la prospección de langostino y datos de merluza

Antes de que se cumplieran los tres días de campaña la subárea 7 quedó habilitada a la pesca, luego de que el INIDEP comunicara los rendimientos obtenidos. Sigue la falencia de observadores en la flota fresquera y es escasa en los congeladores. El programa de Bycatch reclama datos y formación de observadores.

Revista Puerto - Langostino - Buenos resultados de la prospeccion - 02
Por Karina Fernández

El viernes 15 de julio se dio inicio a la prospección de langostino en la subárea 7 ubicada entre los paralelos de 43º y 44º Sur y los meridianos de 62º y 63º Oeste. Participaron los buques congeladores Federico C; María Alejandra I; Arbumasa XVII y el barco ilegal José Américo. El único fresquero que participó fue el Feixa. La prospección tenía una duración de 4 días para los congeladores y 3 para el fresquero, pero ante los buenos resultados obtenidos el lunes 18 quedó habilitada la pesca. La cobertura de observadores a bordo en la flota langositinera es baja y en los fresqueros prácticamente nula. El Programa de Bycatch lo estima en este estrato con la velocidad de navegación a través del monitoreo, para un mejor seguimiento recomiendan la estandarización de toma de datos en todas las jurisdicciones y reclaman datos de la temporada de Rawson.

La flota esta semana se encuentra concentrada en la subárea 8 donde han tenido buenos rendimientos de langostino, talla comercial de buen tamaño y bajo nivel de bycatch. Es de esperar que en las próximas horas esa zona se descomprima y algunos barcos se trasladen hacia la subárea 7 recientemente habilitada donde los rendimientos también han sido buenos.

En este momento las subáreas habilitadas son la 7, la 8, el sector este de las subáreas 12 y 15; y la totalidad de las subáreas 14 y 16 pero hay muy poca presencia de la flota en las que se encuentran más al sur. Algunos barcos siguen en la zona exterior de la Veda y se observa una intensa actividad en los puertos. En operaciones de pesca se encontraban ayer 51 buques según los reportes del monitoreo satelital.

La ausencia de observadores en la flota fresquera ha quedado nuevamente evidenciada por la baja disponibilidad de este estrato de flota para realizar prospecciones. Desde que comenzó la temporada es la primera vez que un barco fresquero participa y el hecho de que solo uno haya sido afectado, es una clara muestra de que las falencias en este terreno persisten.

El último informe presentado por el Programa de Bycatch del INIDEP es una radiografía de la flota y la cobertura. Nunca, salvo en algunas prospecciones, la cobertura de observadores ha sido superior a 4 barcos congeladores. El bycatch de la flota fresquera (que llegó a 177 barcos) es estimado por monitoreo satelital ante la falta de observadores.

El bycatch estimado acumulado en la temporada hasta el 3 de julio fue de 5.998 toneladas, levemente inferior a los valores del año pasado, pero habrá que esperar informes más profundos para saber la composición de tallas y el impacto que ese volumen implica. La ausencia de datos de la flota fresquera en ese sentido complica alcanzar un conocimiento acabado.

A esa falencia debe sumarse otros dos huecos en la información que tiene el Programa de Bycatch: la ausencia de datos de las operaciones de pesca por parte de la flota durante la temporada de Rawson en Chubut y la falta de estandarización de la toma de los datos durante todo el año.

“Para poder complementar de manera satisfactoria el asesoramiento, sería sumamente relevante contar con la información de la actividad de pesca de la flota costera observada que opera sobre el langostino en el litoral de la provincia de Chubut en la temporada estival. Esto permitiría disminuir la incertidumbre respecto de la cantidad acumulada de bycatch de merluza en la pesquería de langostino que se obtendría durante la temporada 2022”.

El reclamo de datos sobre la operatoria de los buques en la temporada de Rawson es compartido por el Programa de Langostino. Obviamente coinciden en que se genera un bache en la información que incide directamente en el análisis global de ambas pesquerías.

“Otro de los factores que disminuiría la incertidumbre de las estimaciones de bycatch es la

estandarización de los protocolos de trabajo de los observadores a bordo, independientemente de la jurisdicción a la cual pertenezcan, principalmente para la estimación de la captura incidental de merluza”.

La falta de estandarización en la toma de datos no es nueva, también es un problema en la pesquería de langostino; con mucho esfuerzo por parte de los investigadores se comenzó a mejorar, pero evidentemente el inconveniente persiste para la pesquería de merluza.

Sería interesante que el director del INIDEP, Oscar Padín y su asesor y representante del Ejecutivo en el Consejo Federal Pesquero, Carlos Lasta, se abocaran a tareas provechosas para la investigación, como llevar al seno del CFP estos temas que son de real importancia para el desarrollo de la investigación y el asesoramiento a las autoridades. Sería mucho más provechoso para el país que salir a pasear políticos en un barco de investigación, generándoles un gasto millonario a todos los argentinos y desprestigiando a la institución, como bien les han señalado los investigadores que están a su cargo (ver Viaje de funcionarios en el Angelescu: “Costoso evento que nos avergüenza”).