14/07/2022
Carminatti: “El aumento que firmó CAPIP no se puede pagar”

La planta pesquera ‘Puerto Rawson Patagonia’ se encuentra en conflicto con medidas de fuerza por parte del STIA. La empresa afirma que no puede afrontar el incremento salarial que firmó la cámara signataria del CCT. Advierten que la crisis puede profundizarse en otras procesadoras.

Revista Puerto - Chubut - Rawson - Pesquera Puerto Patagonia - 02

Trabajadores protestan frente a la planta Puerto Rawson Patagonia.

Por Nelson Saldivia

La empresa pesquera radicada en la ciudad de Trelew y que gira bajo la razón social de Puerto Rawson Patagonia S.A. entró en conflicto con el Sindicato de la Alimentación a partir de que no se liquidaron las quincenas con la actualización salarial acordada en el mes de junio.

El empresario pesquero Ricardo Carminatti explicó a REVISTA PUERTO que la situación de la firma es muy compleja, aclaró que se abonaron las quincenas y el aguinaldo, pero no aplicaron la suba salarial pautada dentro del sector.

“Las plantas chicas que no tenemos permisos, ni barcos propios, tenemos serias dificultades. No podemos afrontar el incremento que se dio, esa es la realidad. El aumento que firmó la CAPIP no se puede pagar”, resumió.

Puerto Rawson Patagonia S.A. tiene en la actualidad 90 trabajadores efectivos en relación de dependencia y desde el comienzo de semana se mantienen con medidas de fuerza que incluye retención de servicios, quema de cubiertas y bloqueo de los ingresos a las instalaciones.

“Al no tener garantizado el aprovisionamiento de materia prima se hace más compleja la sostenibilidad de la planta. Somos empresas chicas que no disponemos de permisos de pesca, ni tampoco poseemos buques; entonces, la realidad nuestra es diferente a las empresas de CAPIP. El aumento salarial que firmaron no lo podemos afrontar porque nuestra realidad es diferente a empresas de ese volumen”, manifestó Carminatti.

El empresario que tiene una amplia trayectoria dentro de la actividad advierte que se ha configurado un contexto con diferentes variables que “hacen inviable la continuidad de muchas plantas. La situación es extremadamente compleja y no estamos recibiendo medidas que nos permitan ser sustentables económicamente”, dijo al pronosticar que otras plantas de similares características pueden transitar circunstancias parecidas en el corto plazo.

“Al no tener barcos, compramos el pescado, lo procesamos y lo vendemos, pero con los costos actuales se hace imposible continuar”, alertó Ricardo Carminatti. “La CAPIP firmó un acuerdo sin tener en cuenta la realidad de todo el sector, ellos tienen permisos, barcos congeladores, son empresas grandes con otra realidad financiera”, sostuvo.

“Hemos llegado a una situación límite. Tenemos 90 empleados efectivos en la planta. No estamos debiendo quincenas, tenemos todo pago, también el aguinaldo, pero lo que no hemos podido es abonar el aumento fijado”, aclaró al tiempo de señalar que “le hemos explicado al STIA que los números no dan. Los salarios y el aguinaldo se abonaron, pero no pudimos pagar el aumento”, puntualizó.

El titular de la planta de procesamiento ubicada en la ciudad de Trelew dijo que a partir de esa realidad “hicimos un ofrecimiento de otorgar un aumento, pero no como el firmado, y desde el Sindicato lo rechazaron”, ventiló tras participar de una audiencia en la delegación de la Secretaría de Trabajo de Chubut.