19/07/2022
Preocupa el impacto social de 300 nuevos desempleados en Rawson

El cierre de la pesquera FyRSA enciende alarmas por los efectos sociales que implica casi 300 nuevas familias sin fuente de empleo. Hubo una multitudinaria movilización en Rawson. El STIA no descarta un “paro general” en toda la actividad.

Revista Puerto - Chubut - Conflicto en la planta de FyRSA en Rawson - 02
Por Nelson Saldivia

Hoy habrá una audiencia en la Secretaría de Trabajo en Trelew donde se tramita administrativamente el conflicto por el despido de casi trescientos trabajadores que pertenecían a la pesquera FyRSA de Rawson. Este lunes se realizó una movilización de los empleados echados y sus familiares reclamando que se preserve la fuente laboral.

Trescientos nuevos desocupados tienen un impacto social importante en comunidades chicas como esta, más en un contexto económico general adverso que atraviesa el país, ya que es impensado que puedan tener una rápida reinserción de otra actividad.

En el marco de la marcha de los ‘nuevos desempleados’, el intendente de Rawson, Damián Biss, recibió a trabajadores de la pesquera en conflicto por la decisión empresaria de cerrar la planta y despedir a su personal.

El delegado del STIA, Fabián Molina, explicó que “trajimos el reclamo a la Intendencia para ponerlo al tanto de la situación. El intendente nos dijo que, como siempre, se va a poner al frente y que mañana (martes) hay una audiencia en el área de Trabajo”.

“Los empresarios no dan la cara”

“Los empresarios no dan la cara, están totalmente desaparecidos”, reclamó Molina, quien enfatizó: “Biss va a acompañar el reclamo de todos los trabajadores, y ver la posibilidad de que si hay otro empresario interesado en la fábrica, que se haga cargo del trabajador”, señaló a partir que la empresa dijo en un comunicado que pretendía alquilar las instalaciones fabriles que cuenta con todas las habilitaciones sanitarias para operar.

“La fábrica está lista para procesar. Está cuidada, los trabajadores están en el comedor cuidando las instalaciones como corresponde hasta que el empresario aparezca, pague las deudas o, si no, que se vaya y que venga otro que se haga cargo”, contó Molina.

“El sindicato pidió que regularizara la situación de los trabajadores que estaban en negro. Esas son las presiones de las que hablan estos seudoempresarios. Están totalmente equivocados”, dijo al responder a los argumentos esgrimidos por la conducción de FyRSA respecto de los motivos que llevaron a cierre.

“Les vamos a pedir al secretario de Trabajo y al secretario de Pesca que también participen de la audiencia, así esto se soluciona rápidamente. Los trabajadores no pueden estar un día más sin cobrar. Nos deben dos quincenas, vacaciones, el aguinaldo y algunas diferencias salariales debido al nuevo convenio que se firmó”, agregó el sindicalista, quien no descartó que si no aparece una alternativa se promueva un “paro general” en la industria pesquera de Chubut.

Una empresa en recurrentes conflictos

Por su parte, el intendente Biss, en contacto con la prensa, dijo que “mantuvimos una reunión con varios integrantes del STIA, y algunos delegados que trabajan en la planta. Estoy informado de los avances de algunas reuniones que han tenido con la Secretaría de Pesca y la Secretaría de Trabajo”.

Asimismo, indicó que “nos hemos puesto el tema al hombro para gestionar y que el conflicto se resuelva lo más rápido posible. Uno entiende el malestar de la gente. Y creo que entre todos podemos ayudar”, opinó.

En tanto, el jefe comunal capitalino recordó que “en los últimos dos años no habíamos tenido un conflicto tan grave. Sí lo tuvimos cuando asumimos la gestión, a fines de 2019”, y añadió: “Le habíamos solicitado al propietario de la empresa, porque ya venían con este tipo de problemas, regularidad en los salarios de los trabajadores y continuidad”, concluyó.