04/08/2022
Buenas capturas de langostino y prospección demorada

La flota se concentra al norte por fuera de la Veda de merluza y la subárea 4 con buenos rendimientos de talla comercial. Los barcos con observadores no quisieron abandonar la zona de pesca por lo que se demora la prospección en la subárea 5. Preocupan las malas prácticas pesqueras.

Revista Puerto - Prospeccion de langostino con buenas capturas - 02
Por Karina Fernández

Las buenas capturas que está logrando la flota han desdibujado los fantasmas de un supuesto agotamiento temprano del recurso, que la semana pasada se intentó instalar. Los rendimientos tanto en la flota congeladora como fresquera son muy buenos y con ejemplares de excelente talla comercial. Sin embargo, existe preocupación por un relajamiento en las buenas prácticas pesqueras que podría poner en riesgo la pretendida estabilidad de las capturas a largo plazo.

La flota se encuentra concentrada en dos zonas bien definidas, una por fuera de la Veda a la altura del paralelo de 41º Sur en la que los buenos rendimientos se mantienen desde hace varios días. La otra parte de la flota se ubica sobre el margen suroeste de la subárea 4 y el margen norte de la subárea 8 desde el paralelo de 42º 30’ y 43º 10’ aproximadamente. Allí también los rendimientos diarios son muy buenos y con talla comercial de buen tamaño.

La intensa actividad que está teniendo la flota quitó preocupación por la demora en el inicio de la prospección de la subárea 5, que debiera haberse realizado de forma conjunta con la subárea 4 la semana pasada.

Al no contar con más de cinco observadores en la pesquería y sin disponibilidad de otros técnicos, se debió esperar a que concluya una de las prospecciones para comenzar con la otra. Pero los barcos no quisieron abandonar la subárea 4 ante los buenos rendimientos hallados y debió entonces suspenderse por el momento.

Se desconoce si la baja disponibilidad de observadores se debe a falta de presupuesto, por una mala administración de los recursos económicos con los que cuentan la Subsecretaría de Pesca y el Consejo Federal Pesquero, o por falta de capacidad de los tomadores de decisiones. Por lo que fuere, el número de observadores sigue siendo muy bajo en esta pesquería y más aún en otras, en las que deben lidiar para tratar de contar con uno, aunque sea esporádicamente.

Según los registros del monitoreo satelital ayer por la tarde se encontraban en operaciones de pesca 64 barcos mientras otra porción importante de buques se dirigía a diferentes puertos para descargar, generando incluso congestionamiento en algunas terminales como Puerto Madryn.

La estadística oficial muestra desembarques por 100 mil toneladas desde el inicio del año, pero la cifra lleva más de una semana sin actualizarse por lo que se espera que aumente sustancialmente en los próximos días.

La temporada se está desarrollando con normalidad desde el punto de vista de las capturas, pero se comienzan a divisar practicas irresponsables que generan preocupación, como un considerable aumento de los descartes de langostino. En el sector parecen no terminar de comprender que malas prácticas pesqueras equivalen a un aumento del esfuerzo, lo que se ha demostrado que deriva en riesgos de sobrepesca.

Por otra parte, desde la Dirección de Pesca se está labrando un gran número de infracciones por navegar a menos de 6 nudos en horas nocturnas no habilitadas a la pesca. Sin embargo, no existen denuncias de pesca nocturna y los armadores se quejan porque aseguran que navegar a esa velocidad cuando la flota se encuentra muy concentrada representa un riesgo. Pero hasta el momento los accidentes reportados ocurrieron a velocidades superiores a los 6 nudos por lo cual resulta poco probable que la autoridad de aplicación revea esta medida.

Todavía quedan dos meses de temporada y las perspectivas de capturas al parecer son buenas. De hecho, se espera la reapertura de la subárea 7 donde algunos barcos ya habrían localizado otra concentración de langostino. Que la pesquería se siga sosteniendo en estos niveles, cercanos a las 200 mil toneladas anuales depende, como ya lo han dicho los investigadores del INIDEP, de que las tripulaciones, especialmente los capitanes y quienes dirigen la pesca a bordo, sean responsables.

No se debe perder de vista que desde marzo de 2017 a marzo de 2022 la biomasa estimada se redujo en un 27% y que si ese porcentaje se elevara al 40% se deberán aplicar drásticas medidas restrictivas, según ya se ha establecido en los informes técnicos y en actas del Consejo Federal Pesquero.