31/08/2022
“Con el FAP se han encerrado en su propio laberinto”

Mariano Retrivi, presidente de ALFA-CAPEAR, se mostró expectante por la posibilidad de que la normativa sea derogada esta semana y pidió que no haya más leyes que interfieran en el normal desarrollo de la industria pesquera.

Revista Puerto - Langostino - Mariano Retrivi - Presidente de ALFA-CAPEAR - 02

Mariano Retrivi.

Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Hasta el mediodía de ayer las noticias que llegaban desde Chubut en referencia a la posible derogación del FAP en la próxima sesión de la Legislatura no eran precisamente alentadoras. Los diputados analizarían el proyecto de ley de pesca y aplazarían el proyecto de Arcioni referido al FAP recién a mitad de septiembre. Mariano Retrivi habla con REVISTA PUERTO atento a su celular, el nexo con lo que pasa en Patagonia.

El Presidente de ALFA revela que en unas horas habrá reunión de armadores en torno a esta mesa que ahora luce semivacía y que es todo tan cambiante en Chubut que no hay un panorama claro de lo que se va a decidir.

“Es muy difícil tomar decisiones corporativas cuando distintos asociados tienen intereses diferentes, compromisos asumidos y el comportamiento de una provincia es tan extravagante y raro como lo que vemos en Chubut, particularmente este año”, dijo el dirigente que como armador de los fresqueros “Sfida” y “Don Santiago”, desde que estalló la novela del FAP ya completó dos mareas descargando en Mar del Plata.

Retrivi habla de un plano ideal, con una flota fresquera bonaerense unida detrás de un objetivo común que no es otro que capturar, procesar, trabajar, producir, generar una zafra normal, federal donde la flota opera desde el puerto que más le convenga en función de dónde se encuentra el recurso.

“Pero eso no pasa porque a veces se priorizan intereses de corto plazo a partir de las urgencias y necesidades de cada empresa y no se mira un horizonte más largo. Y con una mirada a largo plazo ningún barco debería entrar a Chubut desde el momento en que se mostró hostilidad contra la flota marplatense, cuando es la flota marplatense la que genera trabajo en sus muelles y en sus fábricas. No lo hace por un favor sino porque es un negocio y le conviene por cuestiones operativas y logísticas que redundan en un mejor rendimiento del buque”, consideró el presidente de ALFA.

Una de las singularidades de esta zafra fue la presencia prematura de altas concentraciones de langostino en subáreas ubicadas al norte de la veda permanente de juveniles de merluza y la imposibilidad de descargar en puertos de Chubut por el cobro del FAP alteró la logística de la flota fresquera.

“Lo normal y lógico es que cuando el langostino se encuentre sobre el paralelo de 44° Sur hacia el norte, la flota pueda descargar en Puerto Madryn”, reconoció Retrivi, en tanto destacó las ventajas que ofrece el puerto. “Conviene por su logística, por la cercanía con la zona de pesca, por la gran industria que tiene, muy buena mano de obra, por los servicios: reparaciones, víveres, estiba muy buena. Pero ante las decisiones políticas y trabas que propone el Gobierno terminamos eligiendo el mal menor. San Antonio, Rosales, Bahía Blanca y Mar del Plata”, sostuvo.

El dirigente responsabilizó a Chubut por esta incertidumbre que encierra a toda la actividad fresquera que opera sobre el langostino. “No sabemos si se deroga o no el FAP y estamos expectantes de ver qué hacen. Se han encerrado en su propio laberinto con este tipo de normativas poco felices que lo único que hacen es interferir en los procesos productivos de la industria. En buena hora si lo corrigen”.

Retrivi lamentó que, en Chubut, en lugar de aprovechar la ventaja extraordinaria que les dio la naturaleza de ubicarse en una zona próxima al área de mayor abundancia del marisco, “hacen todo lo posible para desalentar y desincentivar de manera permanente la actividad. Desde el gobernador hasta el último funcionario. Eso lo vemos acá con el FAP y en el seno del Consejo Federal Pesquero. Se nota que hay un montón de medidas y discusiones que apuntan a erosionar lo más posible a la flota fresquera de aguas nacionales.

El dirigente subrayó el esfuerzo que ha hecho la flota que representa por pescar mejor antes que pescar más durante la zafra 2022, “y que se observa en los números de descargas, pero también en la mesa de trabajo de las plantas a las que les proveemos materia prima. Se ha trabajado muy bien, pero queremos seguir mejorando”.

En ese sentido, el dirigente armatorial planteó la necesidad de encontrar puntos de acuerdo entre todos los actores que intervienen en la pesquería para estar a la altura de las necesidades del país. “El comportamiento del langostino, sumado a la necesidad de la Argentina de transitar procesos productivos eficientes, nos obliga a juntarnos todos para charlar y ver cómo hacer para que esos procesos productivos sean más eficientes, sin perder de vista el cuidado del recurso. El FAP resume todo lo que se ha hecho mal, las trabas que tenemos que superar para que los procesos productivos sean normales”.