10/08/2022
Cortes de ruta y otra promesa para zanjar el conflicto de FyRSA

Cientos de camiones estuvieron varados durante siete horas en la Ruta 3 al norte de Trelew por la protesta de trabajadores de la pesquera. Antes hubo piquete en la Secretaría de Pesca en Rawson. Un barco de la empresa Macro abastecería a la planta. La solución es solo temporal.

Revista Puerto - Chubut - Conflicto de FyRSA - Protesta en Trelew - 02
Por Nelson Saldivia

El conflicto que protagonizan los casi trescientos trabajadores de la empresa pesquera FyRSA se endureció este martes cuando al no obtener respuesta al pago de los salarios adeudados, los obreros volvieron a encabezar protestas, pero esta vez incluyó un piquete con quema de cubiertas en las puertas de la Secretaría de Pesca en la capital chubutense, y el corte de la Ruta Nacional 3, al norte de Trelew.

Estuvo bloqueada la circulación de vehículos menores, pero impidieron por completo el tránsito de camiones. Cientos de unidades de transporte de cargas se vieron afectados y se generaron kilómetros de embotellamiento. Durante siete horas no se permitió el tránsito hasta que se logró un principio de solución, pero que sería solo temporal.

El Gobierno de la provincia logró el compromiso de que un barco de la empresa Macro abastezca con materia prima a la planta de procesamiento radicada en Rawson, y el jueves, los trabajadores tendrían pescado para retomar la actividad.

Las quejas del personal es que no se han cancelado las deudas salariales a pesar de las promesas hechas desde FyRSA después que amenazara con echar a los casi tres centenares de empleados que tiene en relación de dependencia.

Hace 15 días parecía que la situación se destrababa y la planta volvería a producir, pero ello no ocurrió y motivó el enojo de los obreros que también plantearon severas críticas a los delegados locales del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación.

Finalmente, después de siete horas de corte de ruta, llegó la novedad que el jueves deberán presentarse en la planta ya que ingresaría un barco con materia prima. Un armador del grupo Macro abastecerá la planta y con el resultante de la comercialización de ese pescado se abonaría parte de las quincenas vencidas. Un collar de buenas intenciones que desactivó la manifestación.

La modalidad de protesta que vuelve a perjudicar mucha gente que nada tiene que ver con la situación volvió a generar fricciones. En Rawson, la quema de cubiertas con la emanación de densas y tóxicas columnas de humo derivó en altercados con vecinos de la capital que tienen sus viviendas en inmediaciones de la dependencia de Pesca. El sorpresivo corte de la transitada Ruta 3 también provocó el enojo de camioneros que se vieron impedidos de continuar su viaje durante toda la tarde. Treinta personas cortaron una ruta nacional impidiendo el libre tránsito y a pesar de constituir un delito federal, no hubo ni intervención judicial, ni fuerzas de seguridad que intentaran despejar una ruta que es neurálgica en la región patagónica.

Desde la conducción del STIA explicaron a los trabajadores que FyRSA mantiene deudas por 80 millones de pesos con sus anteriores proveedores de materia prima. Ahora, ingresará un barco con pescado lo que disipa el conflicto en el corto plazo, pero todo sigue sostenido con alfileres.

Por otro lado, se barajó la posibilidad que se provea de merluza con otra embarcación de la flota amarilla para lo cual primero se deben suscribir cartas de intención entre la empresa y la posible proveedora.

Desde el gremio se esperanzan en que los actuales propietarios de la planta la vendan, ya que habrían manifestado interés en desprenderse de la empresa la cual arrastraría abultados pasivos.