12/08/2022
FyRSA un conflicto desmadrado

Otro corte de ruta con cientos de camiones varados y donde un grupo de obreros de la pesca exige a los transportistas que les muestren las guías y deciden si pasan o no. Los manifestantes no responden a los mandos del STIA. El ingreso de merluza a la planta solo disipará el conflicto por unos días.

Revista Puerto - Chubut - Conflicto en FyRSA - 02
Por Nelson Saldivia Fotos Diego Izquierdo

Una nueva jornada de tensión se vivió este jueves en la Ruta Nacional 3, en el acceso norte a Trelew, al volver a repetirse una protesta vinculada al sector pesquero. Trabajadores de la empresa FyRSA se trasladaron nuevamente a la ruta al no haberse cumplido la promesa que les habían hecho 48 horas antes de que el jueves se retomaba la actividad en planta.

La mecánica de reclamo, violando la ley, y afectando a centenares de personas que no pudieron transitar libremente por una ruta durante largas horas, pone nuevamente en debate la ausencia del Estado para velar por el cumplimiento de derechos constitucionales.

Reclamar por sus derechos, violentando el de los demás, no debiera ser el camino, pero esa metodología se ha ‘normalizado’ y ha pasado a ser una forma ‘efectiva’ de presión para resolver conflictos.

La situación que se presenta en la actualidad con FyRSA es compleja, y las perspectivas de corto plazo no parecen avizorar un reencauzamiento. Desde la provincia se hicieron gestiones para que un barco abastezca la planta con merluza y con lo resultante de la producción se abonaría una parte de los salarios vencidos.

Sus anteriores proveedores de materia prima le reclaman deudas por más de 80 millones de pesos. El único cliente que tenía dejó de tener interés de continuar la relación comercial con FyRSA por sus reiterados incumplimientos.

La mayoría de los trabajadores no están afiliados al STIA y no responden a los mandos del gremio. Cuestionan fuertemente el accionar del sindicato en todo este proceso y descreen de las tratativas que llevan adelante. Hace dos días desde el gremio se les pidió que levantaran el piquete de Ruta 3 ya que el jueves el personal debía presentarse a trabajar a la planta porque tendrían materia prima para procesar.

Ayer fueron a la planta de Rawson, no había pescado y marcharon nuevamente a quemar cubiertas e interrumpir el tránsito en una de las vías terrestres que une el sur con el norte del país, y que tiene un alto nivel de circulación. En apenas pocas horas, el boqueo genera kilómetros de camiones varados.

En determinado momento de la tarde, en una cuestión inaudita, los manifestantes les exigían a los transportistas que les exhibieran las guías de tránsito, y si llevaban pescado no los dejaban seguir. Nadie actuó en consecuencia, ni la Gendarmería que solo se limitó a estar a un costado de la ruta, ni hubo intervención de oficio del Juzgado Federal de Rawson.

A todo esto, los empresarios titulares de FyRSA se han mantenido en silencio, dejando que los acontecimientos evolucionen, tal vez esperando que el conflicto escale y bajo la presión social, lograr que con alguna intervención estatal, aparezcan interesados en proveerles materia prima, pero que a la luz del historial de sus reiterados incumplimientos, son cada vez menos.