18/08/2022
Se busca langostino en la Subárea 5

Hoy comenzó la prospección que podría ampliar las zonas habilitadas. La flota sigue concentrada por fuera del área de Veda y en grupos más chicos entre las subáreas 4, 7 y 8 donde los rendimientos son variables.

Revista Puerto - Langostino - 02

El langostino se encuentra muy concentrado y es por ello que la flota opera en grandes grupos sobre una misma zona. La mayoría de los buques siguen operando en el sector norte por fuera de la veda a la altura del paralelo de 41º Sur. Justo por debajo de esta zona, se comenzó a prospectar en el día de hoy.

La subárea 5 se encuentra delimitada por los paralelos de 42º y 43º Sur y los meridianos 60° y 61° Oeste. Durante tres días efectivos de pesca el fresquero sin permiso de langostino Feixa y por cuatro días los congeladores Arbumasa XVII, Api VII, Valente II y el barco ilegal José Américo, buscarán concentraciones del recurso. Si las condiciones biológicas están dadas se podrá ingresar a pescar.

Otra parte de la flota se encuentra concentrada en grupos menos numerosos sobre las subáreas 4, la 7 y la 8 que se encuentran delimitadas por los paralelos de 42º y 44º Sur y entre los meridianos de 61º y 62º Oeste, frente a las costas de Rawson y Puerto Madryn.

Los rendimientos son variables dependiendo de la subárea donde se encuentren, pero en promedio están rondando los 1.300 kilos por hora. Según los controles que se hacen en puerto el tamaño de los ejemplares es muy bueno con mayoría de tallas grandes. En los congeladores la producción se compone aproximadamente la mitad de L1, un 40% de L2 y el resto de L3.

El sistema de monitoreo registra solo 57 barcos en operaciones, pero a partir de mañana el número comenzará a aumentar, dado que, tras seis días de malas condiciones climáticas, muchos barcos decidieron volver a puerto, animados también por el conflicto desatado en Chubut a partir del intento de cobro del Fondo Ambiental Pesquero.

Desde el momento en que se comunicó la decisión de cobrar el FAP los buques buscaron puertos alternativos al de Chubut para descargar, como San Antonio Oeste, San Antonio Este, Bahía Blanca y en menor medida en Mar del Plata. Esas cargas partieron luego en camión hacia las plantas procesadoras de Chubut.  Por lo que la situación parece complicarse más por cuestiones políticas y de costos que por las capturas.

Hasta el 10 de agosto se habían descargado 125 mil toneladas. En 2019, al 31 de julio se habían descargado 110 mil toneladas; para el 31 de agosto se habían alcanzado 145 mil toneladas. En 2020 al 31 de julio se habían capturado 68 mil toneladas y para el final de agosto se llegó a 104 mil toneladas. El año pasado, en julio las capturas llegaron a 123 mil toneladas y en agosto a 161 mil toneladas.

Agosto es uno de los meses más fuertes de temporada y a la fecha falta computar en la estadística oficial la descarga de una porción mayoritaria de la flota. Se estima que en volumen total la temporada será similar a la de los años pasados, pero no debe perderse de vista que captura no es garantía de sustentablidad, algo que el sector pesquero aprendió ya en la década del noventa con la merluza.

Para conocer el estado general del recurso, del impacto de las prácticas pesqueras y el esfuerzo pesquero, deberemos esperar a conocer las conclusiones a las que arribaron los investigadores del INIDEP en la última campaña realizada en el Golfo San Jorge.