06/09/2022
Se suspendió la prospección de langostino y comienzan a buscar en otra zona

El domingo se registraron buenos rendimientos en las subáreas 10 y 11, pero con mayoría de tallas chicas, lo que obligó a cerrarlas y dirigir los buques hacia las subáreas 12 y 13 para continuar con la búsqueda de buenas concentraciones. La flota se desplazó al sur de la veda.

Revista Puerto - Langostino - BP Cristo Redentor

Este domingo comenzó la prospección en las subáreas 10 y 11 ubicadas entre los paralelos de 44°y 45º Sur y los meridianos de 62°30’ y 64°30’ Oeste, con la participación de ocho buques –seis congeladores: “Arbumasa XVII”; “Atlántico I”; “Vieira Dieciséis”; “Victoria P”; “Paku”; “María Alejandra 1º”; “Argenova I” y el buque ilegal “José Américo”– y los dos fresqueros que completaron el grupo, el “Sfida” y el barco sin permiso de langostino “Feixa”.

Estaba previsto que la prospección tuviera una duración de cuatro días, pero no fue posible completarla. En la primera jornada los rendimientos fueron buenos pero el tamaño de los ejemplares todavía no permitía saber si será posible abrir el sector a la pesca.

Según dejaron trascender las tripulaciones, en la subárea 11 las capturas durante la primera jornada estuvieron compuestas mayoritariamente por ejemplares de talla L2 y L3 con muy poco L1; pero en la subárea 10 la composición de tallas habría estado determinada por mayoría de ejemplares chicos. El lunes llegó la confirmación de que había que cerrarlas a ambas para proteger a los juveniles.

Al mismo tiempo se decidió que se prospectarían las subáreas 12 y 13 para dar continuidad a la búsqueda de nuevas concentraciones. La subárea 12 se encuentra ubicada al este de la zona recientemente prospectada, entre los paralelos de 44° y 45° Sur y los meridianos de 62°30’ y 61º 30’ Oeste. La subárea 13 se ubica al sur de la zona prospectada entre los paralelos de 45º y 46º Sur y los meridianos de 63º y 62º Oeste.

Hasta el viernes pasado el monitoreo satelital mostraba a un grupo de barcos operando en el norte, en la subárea 4; otro grupo muy numeroso un poco más al sur, en la subárea 7; y otro grupo pequeño más abajo, en la subárea 14. El panorama para el lunes ya había cambiado completamente: ya no quedan barcos en la mitad norte de la veda, la mayoría se distribuye en la subárea 14 y en la parte este de la subárea 15 que se encuentra habilitada para pescar.

La temporada está entrando en su fase final; en menos de un mes y según lo que recomienda el INIDEP, la flota debería retirarse del área de Veda de Merluza para preservar precisamente el proceso reproductivo de la hubbsi. El volumen de captura hasta el momento ha sido bueno, en agosto se alcanzaron 37 mil toneladas y en el total se han descargado desde enero 146 mil toneladas.

En 2021 para este período se habían descargado 162 mil toneladas; si tenemos en cuenta que la temporada en Rawson este año redujo los desembarques en un 20%, la campaña en aguas nacionales se muestra tan buena como la del año pasado, al menos en volumen de capturas. El principal problema este año se vio en los mercados, que no han demandado los volúmenes habituales. Ante este escenario, el cierre de la temporada en los tiempos biológicos que se requieren no representa un inconveniente para el sector. De hecho, algunas empresas ya han dado por terminada la temporada.