25/10/2022
China volvió a detectar rastros de covid en cargas pesqueras argentinas

Fueron más de veinte casos en los últimos tres meses. La información fue confirmada por autoridades del SENASA. Se detectaron rastros de proteína viral en cargamentos enviados desde Mar del Plata y también de la Patagonia. Las exportaciones a China se redujeron un 50% en los últimos tres años.

Revista Puerto - Puerto Madryn - Exportaciones - 02

Pese a que en los últimos tiempos se aplacaron las consecuencias de la pandemia y en el sector se incrementaron y ajustaron los protocolos sanitarios, China sigue siendo un destino muy hostil para las exportaciones de origen pesquero de la industria nacional.

Autoridades de dicho país volvieron a detectar rastros de covid en cargamentos que contienen productos de origen marino enviados desde Argentina y regresaron las auditorías virtuales sobre los barcos y las plantas de reprocesamiento de donde se originaron los envíos con el objetivo de verificar el cumplimiento de los protocolos en dichos establecimientos y determinar las posibles causas.

De acuerdo a cifras y registros que dispone Senasa, hubo más de veinte caos en los últimos tres meses, tanto registrados en Buenos Aires Sur (Mar del Plata), donde se detectó la presencia de proteína viral en cargas enviadas desde dos plantas de elaboración y tres barcos, como en Patagonia Sur, donde se reportaron casos de covid en nueve plantas y en diez embarcaciones.

Desde el organismo sanitario no brindaron información sobre el tipo de especie exportada donde se reportaron los casos así como tampoco los nombres de las embarcaciones ni de los establecimientos en tierra.

“Son envíos de especies diversas y no son empresas chinas”, reveló la fuente del organismo a la que tuvo acceso este medio.

Sorprende que China reporte semejante cantidad de casos cuando las empresas que exportan a dicho país ya cumplen protocolos sanitarios estrictos como lo es el hisopado frecuente a los operarios y en el caso de los barcos, en el inicio de cada marea.

Y tampoco deja de llamar la atención porque la pandemia parece controlada en Argentina, donde se reportan muy pocos casos diarios, la mayoría de la población tiene completo el esquema de vacunación, específicamente el personal embarcado y los trabajadores vinculados al reproceso de productos de la pesca.

La detección de covid en cargamentos pesqueros implica que los productos no puedan ingresar al país, queden retenidos en frontera con los costos que eso conlleva para una carga refrigerada. En algunos casos las empresas pueden retirarlos y redirigirlos hacia otros destinos. Otras veces prefieren destruirla para evitar seguir abonando los costos de frío y depósito fiscal.

Este medio pudo saber también que la última auditoría virtual china se registró la semana pasada en el buque “María Alejandra”, amarrado en el puerto de Mar del Plata, la cual se prolongó entre las 7 y las 13:30 horas.

“Se recorren las instalaciones. Se hacen preguntas a los operarios por el tema covid. Hacen  mucho hincapié en la cartelería y elementos de protección personal. Y luego mucho sobre el protocolo covid de cada establecimiento y análisis que se realizan sobre el producto y sobre los trabajadores”, describen las auditorías virtuales que hacen los sanitaristas chinos, la fuente del Senasa para quien es “llamativo” que se siga encontrando la presencia de la proteína en los productos de la pesca.

Las exportaciones pesqueras a China son un fiel reflejo de lo que sucede: muchas empresas deciden no exportar porque los costos de hisopados tanto en personas como productos son caros además de la desinfección de los productos antes de exportarlos. Pero así y todo, pese a los recaudos que toman quienes se animan a exportar, China sigue alertando por la presencia del covid.

Entre enero y agosto de 2022 los envíos pesqueros a China alcanzaron las 37.421 toneladas, las cuales generaron 133,3 millones de dólares. Tres años antes, en 2019, antes de la pandemia, las ventas a China en los primeros ocho meses del año habían sido por 77.636 toneladas que habían generado 273,7 millones de dólares.