11/11/2022
Caída en las exportaciones pesqueras

El informe del mes de septiembre elaborado por CAPECA muestra una caída en las ventas al exterior del 6,7%. La suba en el precio de algunos productos redujo el impacto en el ingreso de divisas al país. Importante caída en las ventas de langostino, tanto del entero como de las colas.

Revista Puerto - Comercio exterior - Variacion de precio 2021-2022 de merluza y calamar
Por Karina Fernández

“Ese mito del aislamiento argentino se plantea siempre que gobierna el peronismo porque tiene posiciones dignas, que se alinean con los intereses de los argentinos y argentinas, con políticas soberanas, entonces se le cuestiona; hoy tenemos tasas de inversiones y exportaciones que son récord, Argentina participa en todos los foros internacionales con voz fuerte”, dijo ayer desde París el canciller, Santiago Cafiero.

Para este peronista, “la realidad no es la única verdad”. Las cifras que ha publicado la cartera que dirige muestran una caída en las exportaciones del 3,2%; pero un aumento de precios del orden del 19% fue lo que permitió disimularla. En el sector pesquero, el discurso de exportaciones récord queda aún más desdibujado, dado que han caído un 6,7% hasta el 30 de septiembre, respecto de igual período del año pasado.

El caso de la merluza es similar al observado en las exportaciones totales del país: sufrió una baja en la demanda, pero una importante suba del precio permitió generar mayores ingresos; en el caso de las colas de langostino, el aumento en el precio no permitió disimular la caída en la demanda, pero al menos morigeró el impacto. El langostino entero no corrió con igual suerte, debido a que el derrumbe se produjo tanto en la demanda como en el precio, especialmente en su principal mercado, España. Señala en informe económico de CAPECA que la caída del precio en los mercados más relevantes del langostino entero fue del “6,6% para julio, el 10,3% en agosto y el 15,3% en septiembre”. Los productos que tuvieron cifras positivas y permitieron mejorar el número final fueron el calamar, la centolla y la merluza negra; en este último caso como consecuencia de una situación particular que se dio en la relación comercial entre Estados Unidos y Gran Bretaña durante este año, que terminó favoreciendo a los exportadores argentinos.

El informe elaborado por Fabián Pettigrew indica que al 30 de septiembre se llevan exportadas 347.806 toneladas por 1.427 millones de dólares. Siendo Europa, en función al ingreso de divisas, el principal mercado con 534 millones de dólares; seguido por Asia con 472 millones y América del Norte con 150 millones de dólares.

Merluza

De filet de merluza común o merluza hubbsi, se exportaron 43 mil toneladas, un 2,6% menos que en 2021 pero un alza del precio del 17,4% permitió que los ingresos de dólares aumentaran en un 14,4%. El valor promedio se ubicó en 3.264 dólares y fue Brasil el que tuvo la mejor cotización llegando casi a 3.500 dólares la tonelada; es además el principal mercado de este producto. España, que se encuentra en segundo lugar con la mitad de volumen, pagó 2.914 dólares tonelada, siendo uno de los precios más bajos.

Las ventas de merluza entera o H&G tuvieron una caída en la demanda del 18% y en este caso el alza del precio no ayudó, dado que solo aumento un 0,7%, por lo que la caída en divisas fue del 17,4%. El valor promedio fue de 1.528 dólares la tonelada. El principal comprador de este producto es Rusia y debido a los alcances de la guerra, la demanda de ese país cayó un 35%. Las ventas a España se redujeron casi en un 50%, queriendo menos de mil toneladas.

Langostino

La foto más preocupante del sector la tiene el langostino entero, que registró una caída en la demanda del 20% y una baja en el precio del 6% que generó una disminución de ingresos del 25%. Este valor parece contradecir lo que muchos empresarios han afirmado respecto de una caída del precio 20%. La explicación está en España, su principal destino, donde el precio bajó exactamente en ese porcentaje.

Pero no solo se ha derrumbado el precio en España sino también la demanda, que este año cayó un 16% hasta el 30 de septiembre. Italia, otro de los mercados más importantes, demandó un 68% menos y el precio cayó un 12,5%. En Japón y Francia se mantuvo el nivel de demanda, pero los precios también bajaron. En total se han exportado 59 mil toneladas a un valor promedio de 6.631 dólares.

Las colas de langostino, como bien indica el resumen elaborado por CAPECA, registraron una caída en la demanda del 26% pero un aumento del precio promedio de casi el 9,6% permitió que no se sintiera tan fuerte el impacto. De todas formas la caída fue importante, del orden del 18,7%. El precio promedio se ubicó en 7.967 dólares la tonelada.

El principal país de destino fue España, a pesar de haber requerido un 18% menos de producto. Con igual nivel de demanda, China, que se había constituido en el principal mercado durante los últimos años, en 2022 compró un 32% menos que el año pasado y con uno de los precios más bajos del mercado. Perú, Estados Unidos, Tailandia, Italia, Vietnam y Rusia también redujeron su demanda. En total se exportaron 40 mil toneladas a un precio promedio de 7.967 dólares.

Calamar illex

El calamar es una de las pocas especies que exhibe datos positivos. Las exportaciones crecieron un 20% en volumen y tuvieron un aumento del precio promedio del 4,6%, lo que permitió que creciera en un 25,4% el ingreso de dólares. El precio promedio fue de 2.145 dólares la tonelada.

La demanda de Corea del Sur aumentó un 13% y en Tailandia el 100% transformándose en los dos principales compradores de la zafra 2022. China, que había sido el mayor comprador el año pasado, redujo su demanda en un 11%. En España las ventas cayeron un 1,6% pero ello se vio compensado por un aumento del precio de casi el 15%, siendo el país que pagó el mejor precio, a razón de 3.109 dólares la tonelada.

Merluza negra

La otra especie que va llegando a la etapa final del año con buenas ventas en la merluza negra. Al 30 de septiembre se llevaban vendidas 2 mil toneladas, lo que representa un aumento del 21% en la demanda, pero la gran diferencia está en el valor de venta que creció un 73,7% generando un aumento en el ingreso de divisas del 110%. El precio promedio fue de 26.885 dólares la tonelada.

Este crecimiento se debe a la decisión de Estados Unidos de no comprar la merluza negra que le proveía Gran Bretaña, por violar el acuerdo de la CONVEMAR para este recurso en las Islas Georgias. La demanda de este país creció un 461% y pagó un 103% más caro el producto que en 2021. Se trata de una situación excepcional que no se sabe hasta cuándo durará, pero al menos por este año los resultados han sido excelentes.

Centolla

El informe finaliza con el análisis de las ventas de centolla, una pesquería en desarrollo que va aumentando el nivel de ventas. La demanda creció un 8% y los ingresos un 17% gracias a una suba del precio promedio del 8,4% que llevó la tonelada a 18.830 dólares. En total se exportaron mil toneladas.