04/11/2022
El potero Millennium se fue a desguazar a Rosales y el puerto recupera frente de amarre

El barco de Pesquera Cruz del Sur que ocupaba espacio en la séptima fue llevado a remolque. Se sigue desguazando el “Magritte” en la Base Naval y el “San Antonino” en TPA. Los costos corren por cuenta de los propietarios de esos cascos. A la fecha hay casi cuarenta embarcaciones fuera de servicio.

Revista Puerto - Mar del Plata - Liberan espacio en muelles - 02

El plan de recuperación de espacios operativos en la terminal marítima marplatense suma a la fecha casi una decena de embarcaciones que permanecían inactivas desde hace tiempo y fueron removidas, la mayoría con destino de disposición final y otras retiradas por sus propietarios y derivadas a otras terminales.

Y el potero Millennium es el último que se integró a esta lista. El barco de Pesquera Cruz del Sur abandonó la Sección Séptima del Muelle 2 el martes al mediodía, remolcado por el ONA Milagro. La travesía terminó ayer después de las 13 cuando amarraron en el muelle de Puerto Rosales. Ahí el buque será desguazado.

Desde el Consorcio emitieron un comunicado en que agradecieron la colaboración para cristalizar este proceso de liberación de astilleros locales, donde se realizan algunos desguaces, y la más reciente habilitación del varadero de la Base Naval Mar del Plata, acondicionado por el Puerto de Mar del Plata para el corte de cascos fuera de servicio.

La reducción a chatarra es la alternativa a la que más se ha recurrido en esta etapa de trabajo que tiene como objetivo recuperar frente de atraque que se encontraba obstruido por unas 55 embarcaciones que permanecían fuera de actividad desde hace varios años, mayoría de ellas en las Secciones Cuarta y Quinta del Muelle 2 y en algún caso semihundidas por su avanzado estado de deterioro, como es el caso del “Demóstenes”.

“Evaluamos todas las opciones posibles y aplicamos la más conveniente para cada caso porque el objetivo que perseguimos es recuperar espacio para el amarre de buques operativos, que es la principal demanda que hoy tiene nuestro puerto”, explicó Gabriel Felizia, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata.

El funcionario confirmó que a la fecha son menos de cuarenta los pesqueros inactivos, lote reducido a partir del plan de recuperación de espacios y también por el avance de los armadores al rescate de otros que todavía estaban en condiciones de operatividad y afrontaron distintas reparaciones.

La serie de cascos desplazados comenzó con los que fueron pesqueros Chiarpesca 58 y 57, ambos derivados a instalaciones de SPI para su correspondiente corte. El Mar Azul tuvo el mismo destino pero en gradas de TPA.  El buque Harengus fue retirado a remolque para su desguace fuera de Mar del Plata y el Simbad fue hundido en el parque submarino Cristo Rey, donde se trabaja para hundir también al Sirius.

En la actualidad son cuatro las embarcaciones que ya fueron removidas del sector de muelles y están en instancias de disposición final. El pesquero Magritte es el primero de varios que pasarán por el varadero de la Base Naval Mar del Plata para su desguace. Mismo final tiene por estas horas el San Antonino en espacios cedidos por astillero TPA. Por último, el Susana fue elevado al syncrolift de SPI, donde será cortado.