15/11/2022
La flota amarilla acordó con el SOMU y empieza la prospección

El precio del kilogramo de langostino al barrer se fijó en $ 251,87 el mismo valor que la semana pasada firmó la flota artesanal. Destrabada la negociación se estaría en condiciones de iniciar la prospección para fijar luego la fecha de apertura de la pesquería en las aguas de Chubut.

Revista Puerto - Chubut - Flota amarilla acuerda con el SOMU - 02

La Cámara de la Flota Amarilla de Chubut y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos de Rawson celebraron este lunes la firma del acuerdo de actualización salarial, que permite encaminar la temporada de langostino en aguas provinciales, ya que en las próximas horas se iniciará la prospección con catorce buques de la flota comercial.

La CAFACh representada por su presidente Gustavo González y el SOMU por Ramón Vera, Cristian Colin y Daniel Cisterna acordaron incrementar y establecer a partir del 1 de octubre de 2022 hasta el día 31 de marzo de 2023, el valor del kilogramo de la especie langostino en la suma de doscientos cincuenta y un pesos con ochenta y siete centavos ($ 251,87). Se tomará como referencia a los efectos del cálculo, que los cajones deberán contener 18 kilogramos de langostino y 17 kilogramos las denominadas cajitas, puestos en banquina la barrer.

Asimismo, y respecto de los ítems denominados fijos, tales como: salario básico, salario garantizado, francos, desarraigo y día de trabajo, las partes pautaron un incremento sobre los valores vigentes y que fueran suscriptos en la última acta acuerdo. Así, el sueldo básico de cada marinero se fijó en ochenta y nueve mil doscientos setenta y tres pesos con cuarenta centavos ($ 89.273,40). El primer pescador percibirá en la liquidación a la parte 1/4 de partes, el segundo y el cocinero 1/8 de parte.

En tanto, el sueldo garantizado por tres viajes será de $124.010,36, mientras que el garantizado por dos viajes se fijó en $ 114.242, y el garantizado por un viaje será de $ 105.409,74. Por otro lado, el franco/día de trabajo quedó establecido en $ 6.863,75, y se pagará en concepto de desarraigo la suma de $ 23.799,21.

Se dejó expresa constancia, que dichos rubros fijos y la especie por kilogramo de langostino, comprenden el incremento de un ajuste por inflación representativo del 42,5 por ciento sobre los valores acordados en última acta.

Las partes también acordaron que los relevos que se necesiten en los barcos pesqueros se solicitarán de la bolsa de trabajo disponible en el SOMU. Además, las partes firmantes se obligan a garantizar la paz social como mínimo hasta el día 31 de marzo de 2023, lo que significa la no iniciación de cualquier tipo de medidas de fuerza o retención de servicios o negación de cumplir con sus tareas normales y habituales.

En caso de que acontezca durante la vigencia del acuerdo de recomposición salarial, un escenario de crisis inflacionaria en el país, las partes asumen el compromiso de avenirse a convocar a una mesa de negociación paritaria para abordar la situación extraordinaria que se presentare.

De este modo, están dadas las condiciones para que en las próximas horas se dé inicio a la prospección que ya había sido convocada y con los catorce barcos nominados. Ayer, restaba la firma de algunos permisos de pesca por parte de la Secretaría de Pesca, lo cual fue advertido por el SOMU, desde donde instaron a que se resuelva a la brevedad la cuestión administrativa para que no haya demoras en el inicio del relevamiento, que determinará luego el comienzo de la zafra.