14/11/2022
SOMU aceptó el reajuste pero puso condiciones

En una asamblea con escaso poder de convocatoria, los obreros marítimos aceptan el 60% firmado por el SiMaPe, pero tratarán de que una parte se pague como suma remunerativa. También insistieron con la manutención, el wifi a bordo y el bono de fin de año.

Revista Puerto - Mar del Plata - Asamblea del SOMU - 02

En una asamblea que no llegó a los cuarenta concurrentes, con un Oscar Bravo sentado y apoyando la pierna izquierda sobre un balde, coronada con un yeso en el tobillo –se lesionó jugando al fútbol–, el SOMU decidió aceptar en general lo firmado un día antes por el SiMaPe y si bien plantearon condiciones particulares, no hay ánimo en el sindicato de obreros marítimos de trabar la rueda a esta altura del año, cuando a los trabajadores les quedan un par de mareas antes que la flota quede amarrada por el receso de las Fiestas.

El Secretario General del SOMU se mostró conforme con el porcentaje del reajuste alcanzado. Más allá de que en la previa el gremio pensaba un escenario unos escalones por debajo y se anunció que estaban tratando de adelantar la cuota de enero para diciembre, los afiliados que se habían reunido asintieron sin mucho convencimiento.

Sí, Bravo puntualizó que seguirán reclamando otros puntos que no habían quedado resueltos como el de la manutención y el wifi a cargo de la patronal. Sobre el ítem de “comida”, destacó que “hubo un reajuste en el acta, pero entendemos que hay que fiscalizar mejor porque a los marineros se le descuenta cuando se supera ese número y muchas veces las empresas no muestran los comprobantes de las compras”, reveló.

Todas estas demandas no implican el rechazo al proceso de negociación con las cámaras armadoras sino que se plantearán en una futura audiencia ya que se deben modificar algunas condiciones del convenio colectivo.

“El otro reclamo son los viáticos, pero ese conflicto lo tenemos cuando la flota migra al sur para pescar langostino. Podemos seguir negociando con la flota operativa. Lo que sí vamos a plantear es que la mitad sea como suma remunerativa. El Ministerio de Trabajo no homologará el acta del SiMaPe por esta cuestión”, dijo Bravo.

Ante la consulta de uno de los afiliados por las negociaciones por el Impuesto a las Ganancias, que la directiva nacional del SOMU opera con la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, el dirigente local remarcó que la intención es lograr un acuerdo similar al conseguido por camioneros. A fin de cuentas, en la marina mercante también se recorren distancias extensas como los camioneros y cumplen un servicio esencial.

Sobre el bono de fin de año que en el acta que firmó el SiMaPe se incluye en el reajuste por inflación alcanzado, Bravo no se mostró resignado. Antes de terminar la reunión, avisó que debido a la lesión estará un tiempo alejado del gremio y anunció el regreso oficial de un viejo conocido en el sindicato: Damián Basail, quien ha formado parte de las distintas conducciones de la Delegación local.