12/12/2022
Comisiones de seguimiento y capturas máximas en el CFP

El Consejo Federal Pesquero presentó las actas de las reuniones de comisión de seguimiento de las especies merluza de cola y merluza negra dando cuenta de su estado de explotación y fijando el tope de captura en cada una de ellas para el año que termina. También se fijó captura para la merluza hubbsi que mostró bajas en el stock norte.

Revista Puerto - Merluza negra argentina - Sitio web del sector empresarial - 02
Por Karina Fernández

En la reunión del miércoles pasado, el Consejo Federal Pesquero abordó, entre otros temas, la situación de la merluza común que presentó algunas correcciones en cuanto a cifras de evaluación del efectivo norte, que no habría tenido el nivel de recuperación que se creía. Se fijó la captura máxima permisible para el año en curso y se hizo lo propio con la merluza de cola y la merluza negra. Sobre estas dos especies también se presentaron las actas de la reunión de comisión en la que se plantearon algunos reclamos del sector empresario y se presentó la página web “https://merluzanegraargentina.org”sobre la que han trabajado las empresas para dar a conocer el estado del recurso, las forma en la que es administrado por nuestro país y explotado por los tenedores de cuota, convirtiéndose en una carta de presentación de este sector.

Merluza común

El Programa Merluza Hubbsi del INIDEP presentó los informes de evaluación del recurso y los escenarios de captura máxima dependiendo del objetivo de recuperación que se busque alcanzar. Al 29 de noviembre se llevaban descargadas 260.400 toneladas de las cuales 240 mil corresponden al stock sur y el resto al stock norte.

No se brindan detalles de las conclusiones a la que arribaron las biólogas del Programa en su evaluación. Desde el Consejo se limitaron a informar que a partir de los datos suministrados por el INIDEP y con el fin de sostener la tendencia de recuperación de la biomasa reproductiva del efectivo sur de merluza común en volumen y composición (Biomasa Reproductiva de 600.000 toneladas y proporción de grandes no inferior al 14%), se estimaron valores de captura en un rango comprendido entre 311.952 y 314.688 toneladas y que el valor sugerido y adoptado para el próximo año es de 313.000 toneladas para el total del efectivo sur, cifra que no se alcanzará seguramente con las descargas de la flota nacional, pero si con la inclusión del descarte y posiblemente se supere al incluir también la captura estimada de merluza fuera de la milla 200.

Se advirtió que estos niveles de captura deben aplicarse en conjunto con medidas concretas para la disminución de la captura de juveniles y para evitar la pesca de reproductores cuando comienzan a concentrarse para su reproducción.

Respecto de lo que ocurre en el efectivo que se distribuye al norte de los 41º Sur, se indicó que los datos disponibles, que incluyeron alguna campaña, evidenciaron un estado poblacional diferente al evaluado en 2020 y 2021, “generando que la recomposición poblacional pudiera no ser de la magnitud estimada años anteriores”.

“A partir de los resultados obtenidos, se sugiere que las capturas efectuadas en el efectivo norte no sobrepasen las 60.700 toneladas, considerando el modelo más precautorio, y establecer la CMP entre el sector sur de la ZCPAU y los 41° S, descontando al valor recomendado, el promedio de las capturas declaradas por Argentina y Uruguay en la ZCPAU entre 2017 y 2021, de lo que resulta un valor que ronda las 37.000 toneladas”, transmitieron los consejeros, estableciendo esa cifra como el límite de captura para stock norte.

Merluza de cola

Luego de presentar los datos de desembarques que al 29 de noviembre alcanzaron a 19.300 toneladas, se informó que la Ley de Protección de Mamíferos de Estados Unidos para la pesquería recién comenzará a regir a partir de 2024. Sobre los aspectos biológicos se indicó que los modelos de evaluación utilizados han evidenciado un buen ajuste y el INIDEP presentó las Capturas Biológicamente Aceptables sobre las que debió optar el CFP, de acuerdo con las estrategias de manejo y tras considerar todos los escenarios de reclutamiento y de explotación.

“En función de los cálculos realizados y considerando escenarios de reclutamiento y explotación alternativos, se estimaron para el año 2023 valores de CBA entre 30.000 y 51.000 toneladas. Teniendo en cuenta la situación actual del recurso y considerando la variabilidad en las estimaciones, se recomienda establecer una CMP del orden de las 50.000 toneladas”, cifra que fue adoptada por los consejeros.

Indicaron los investigadores que recientemente se detectaron bajas incorporaciones de individuos, siendo 2021 el año con el menor valor de reclutamiento estimado, pero que pese a ello el efectivo se encontraría próximo al punto biológico de referencia objetivo.

Las empresas destacaron la importancia en años anteriores de la zona de pesca al sur de la Isla de los Estados, a la que no se ha podido acceder desde el establecimiento del Área Marina Protegida Yaganes, entre otra serie de reclamos que se hicieron a las autoridades del Consejo respecto de revisión de medidas de manejo relacionadas con la captura de juveniles, pero lamentablemente no se han incluido más detalles en el acta del CFP.

Merluza negra

Para este recurso se informó lo mismo respecto de la entrada en vigencia de las disposiciones impuestas por Estados Unidos para la protección de mamíferos marinos y el INIDEP presentó los resultados del último estudio sobre el estado del recurso, recomendando continuar con las medidas de manejo establecidas para la pesquería, particularmente con el embarque obligatorio de observadores y con establecimiento de una profundidad mínima permitida a la cual se realiza la pesca dirigida de la especie.

También se plantearon cambios para la estimación del índice de abundancia de juveniles con mayor cantidad de datos recolectados por los observadores a bordo, considerando todos los lances de pesca realizados a profundidades menores a 600 metros donde la especie integra la fauna acompañante de otras especies objetivo, a fin de aumentar la información para obtener un índice más representativo.

En el año 2022, a pesar de la necesidad de ampliar el conocimiento de la especie, las campañas de investigación no se realizaron y ahora biólogos y empresarios piden que se lleven a cabo en 2023. La estimación del estado de explotación del efectivo se realizó, al igual que en años anteriores, en función de distintas series de capturas por unidad de esfuerzo estandarizadas y de composiciones por edad, discriminada por tipo de flota y por períodos de años.  A la vez, se plantearon diferentes escenarios incluyendo o no los meses de veda reproductiva y con dos valores diferentes del parámetro de la relación stock-recluta, para establecer una captura máxima.

“Reconociendo la existencia de incertidumbre en la estimación de abundancia estandarizado proveniente de la flota arrastrera, y de la estimación de los reclutamientos, se recomienda que la CMP se establezcan dentro de las 3.787 y las 2.867 toneladas, estableciendo diferentes rangos en función de los diferentes parámetros de la relación stock-recluta, a fin de cumplir con el PBRO del 30% de la Biomasa Reproductiva Virgen en el largo plazo”. El Consejo dejó en 3.700 toneladas la captura máxima.

El sector empresario informó sobre la creación de la página web “https://merluzanegraargentina.org” y solicitan colaboración para su difusión. Se trata de una muy buena carta de presentación del sector en la que se incluyen las características biológicas de la especie, su zona de distribución, la labor científica del INIDEP; como así también la descripción del sistema de administración del recurso y los procesos de certificación en marcha. Para conocer los productos de exportación, la página permite el acceso a los sitios de cada una de las empresas que explotan el recurso: Argenova, Estrema, Pesantar y San Arawa. En la página también se puede acceder a notas periodísticas y toda la información se encuentra disponible tanto en español como en inglés.

Se trata de una iniciativa del sector privado que busca profesionalizar el sector en materia de divulgación del trabajo que se realiza en nuestro país, permitiendo visibilizar el manejo sustentable de las especies del mar argentino, algo que no todos los países pueden exhibir sobre sus recursos.