13/12/2022
Prefectura realizó 184 inspecciones extraordinarias a la flota pesquera

Los datos aluden a la delegación de la Fuerza en Mar del Plata y corresponden a las flotas tangonera, merlucera, de vieira, variado y poteros. Se detectaron deficiencias en la mayoría de ellos. “Me voy con una flota que se encuentra en mejores condiciones que cuando llegué”, dice el prefecto Dos Santos, que el vienes deja el cargo de jefe.

Revista Puerto - Mar del Plata - PNA - Prefecto Jose Fernando Dos Santos - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

En estos días en que se prepara el recambio de las autoridades de Prefectura en Mar del Plata –el acto será el próximo viernes desde las 11, cuando asuma el prefecto Principal Rodolfo Cattáneo en reemplazo del prefecto Mayor José Fernando Dos Santos–, se conoció un informe sobre las tareas de inspección y control que realizó la fuerza en el principal puerto pesquero del país durante los últimos 12 meses.

En el marco de la Campaña de Inspecciones Concentradas (CIC), dispuesta para verificar el mantenimiento de las condiciones de seguridad de buques y la prevención de la contaminación, con motivo de abrirse la temporada para la captura de la especie langostino en aguas nacionales, en la previa a la zafra se controlaron 98 barcos pesqueros entre congeladores y fresqueros.

El informe al que tuvo acceso este medio revela que, de los 98 barcos, en 67 se detectaron deficiencias en las distintas especialidades y 31 buques resultaron sin deficiencias y se encontraron en condiciones de despachar a la pesca.

Inspectores de Prefectura detectaron un total de 294 deficiencias en el orden de las especialidades Seguridad de Equipo, Radio, Máquinas, Electricidad, Casco, Prevención de la Contaminación y Gestión de la Seguridad (SGS).

Del total de buques Inspeccionados en 48 se observaron deficiencias que estuvieron relacionadas con su tripulación en cuanto a la preparación para “Emergencias en el desarrollo de Zafarranchos” donde se evalúa simulación ante incendio, abandono, colisión, hombre al agua, persona herida sobre cubierta. También hubo deficiencias en su familiarización con la utilización de Equipos Críticos de Seguridad y Dispositivos de Salvamento a bordo.

Dos Santos llegó a la jefatura de Prefectura Mar del Plata hace dos años. “Llegué con la expectativa de tener buena relación con el entorno portuario. Brindar agilidad y celeridad en las distintas instancias donde interviene la fuerza para no incurrir en demoras innecesarias porque sé que las demoras en esta actividad son dinero que se pierde o se deja de generar”, dice el Prefecto Mayor ante la consulta de REVISTA PUERTO.

Dos Santos agradece a un equipo que le dio soporte para lograr el objetivo. “Creo que fuimos más eficientes y la flota está en mejores condiciones que cuando llegué. No sé si son grandes cambios pero si hubo un cambio de conducta de los armadores y se nota su preocupación por tratar de mantener todo en orden”, subraya.

Las inspecciones también se enfocaron en barcos pesqueros equipados y dedicados a la pesca de merluza, vieira y variado costero. De los 51 buques que la Prefectura distinguió en este segmento, 41 de ellos, el 88,23%, fueron inspeccionados.

En este grupo se detectaron un total de 259 deficiencias en el orden de las Especialidades Seguridad de Equipo, Radio, Máquinas, Electricidad, Casco, Prevención de la Contaminación y Gestión de la Seguridad (SGS). Entre las principales, hubo 73 en máquinas, 72 en armamento, 65 en casco, especifica el informe elaborado por la propia fuerza.

“Además de poner énfasis en las inspecciones previas a las zafras, nos enfocamos en la familiarización de los tripulantes con los barcos en los que salían a navegar. Acá sabemos que las tripulaciones fluctúan permanentemente, suben y bajan de distintos buques, por lo que era importante determinar no solo la habilitación que tenían los tripulantes sino la familiarización que tenían con esos barcos”, dice Dos Santos.

Sobre los mayores controles, el Prefecto Mayor asegura que más allá de que al principio causaron molestias, finalmente tanto las tripulaciones como los armadores reconocieron que fue algo bueno. “Todos ganaron en tranquilidad, trabajadores y armadores. Y para mí es una satisfacción haberlo logrado”, asegura Dos Santos.

En la pasada temporada de calamar se inspeccionaron los 35 barcos poteros habilitados que zarparon desde Mar del Plata. En 31 de ellos hubo deficiencias de diferente índole. En este grupo se detectaron 102 deficiencias y en 28 “zafarranchos” las tripulaciones mostraron falencias.

El jefe saliente asegura que todo este proceso de mayores controles no implicó un mayor incremento de recursos humanos en las áreas de control e inspecciones. “Hubo sí una relocalización de personal efectivo y los capacitados en el área técnica que estaban involucrados en tareas operativas fueron trasladados a las áreas de inspección, supervisión y auditorías”, explicó Dos Santos, quien agradeció a toda la comunidad pesquera de Mar del Plata por estos años de trabajo en conjunto.