12/12/2022
Se fiscalizó el 95% de las descargas de fresqueros en la temporada de langostino en aguas nacionales

Los datos se desprenden de un informe elaborado desde la Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera tras la finalización de la temporada. Los desembarcos sumaron 42.915,34 toneladas, el peso promedio de los cajones fue de 16,64 kilos y se detectaron 88 presuntas infracciones por exceso de peso.

Revista Puerto - Langostino - Fiscalizan descargas en todos los puertos - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Una de las características singulares de la temporada de langostino en aguas nacionales de 2022 fue la frecuente presencia en muelle del equipo de fiscalizadores de la Subsecretaría de Pesca controlando en todos los puertos donde ingresaba la flota fresquera, el peso de los cajones de marisco que descargaban en los muelles.

La Disposición 9 aprobada en el inicio de la zafra determinó la obligatoriedad para la flota de estibar el langostino en cajones cuya carga máxima era de 17 kilos, con una tolerancia del 6% que llevan el peso máximo a los 18,02 kg por cajón.

En la temporada de langostino de aguas nacionales 2022 hubo 1.513 ingresos de barcos fresqueros a descargar langostino. De ese total, fueron fiscalizadas las descargas de 1.441, el 95%. En total se contabilizaron 2.578.333 cajones que sumaron 42.915,34 toneladas. El promedio total arrojó un peso de 16,64 kilos.

Los inspectores detectaron cajones con exceso de peso en 88 descargas, lo que motivó el inicio del correspondiente sumario. La cifra representa el 6,10% del total de las descargas de barcos fresqueros fiscalizadas.

Estas cifras y números se desprenden de un informe elaborado por la Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera de la Subsecretaría de Pesca a los que tuvo acceso este medio.

“Seguiremos trabajando para que el grado de incumplimiento sea cero”, subrayaron en la Dirección Nacional en tanto agradecieron al cuerpo de inspectores por desarrollar la tarea de la manera en que lo hicieron.

El informe presenta una radiografía específica según cada puerto donde operó la flota fresquera. En Comodoro Rivadavia se fiscalizaron las 45 descargas. Se descargaron 72.661 cajones de marisco, 1.212 toneladas, con un peso promedio de 16,69 kilos. No hubo actas por presuntas infracciones.

En Bahía Camarones hubo 200 descargas y fueron fiscalizadas 199. Se descargaron en el puerto chubutense 345.180 cajones de langostino, 5.723 toneladas de marisco. El peso promedio fue de 16,58 kilos. Hubo 9 casos de presunta infracción por exceso de peso por cajón.

En Mar del Plata durante la temporada de langostino en jurisdicción nacional hubo 131 descargas de fresqueros, de las cuales 130 fueron controladas y sumaron casi 197 mil cajones, con un peso total de 3.239 toneladas y un promedio por cajón de 16,44 kilos. Hubo 4 presuntas infracciones.

Pese a los oscuros pronósticos en el inicio de la zafra, Puerto Madryn fue el epicentro de las descargas de la flota fresquera. Ahí se contabilizaron 722 descargas y fueron controladas 716 de ellas. Totalizaron 1.424.148 cajones que sumaron 23.693 toneladas de langostino, más de la mitad del aporte de la flota fresquera en el total de descargas del langostino. El promedio de peso por cajón fue 16,64 kilos. Hubo 43 presuntas infracciones.

En tanto en el puerto de Rawson hubo 327 entradas de barcos fresqueros de las cuales se fiscalizaron 271, un 82,87% del total. Este es el guarismo de cobertura más bajo registrado en todos los puertos donde se procedió al control de la descarga.

En Pesca explican esta merma por cuestiones meramente operativas e insuficiencia de la cantidad de fiscalizadores. En Rawson habían sumado dos inspectores más al Distrito. El promedio del peso de los cajones alcanzó los 16,80 kilos y hubo 28 casos por presuntas infracciones.

En los puertos de Río Negro la actividad fue relativamente escasa. En San Antonio Oeste se registraron 24 descargas de fresqueros y fueron controladas 21. Se descargaron 481 toneladas de langostino y el peso promedio del cajón fue de 16,77 kilos. Hubo un solo caso de presunta infracción por exceso de peso. En San Antonio Este fueron fiscalizadas 19 de las 22 descargas de fresqueros. El puerto recibió 552 toneladas de langostino y el peso por cajón promedio fue de 16,66 kilos. Un solo caso de exceso.

En Caleta Paula los 38 buques fresqueros que descargaron fueron fiscalizados. Sumaron 176 toneladas y el peso promedio fue de 16,70 kilos. Hubo dos casos en que se registró un peso mayor al permitido. En Puerto Deseado también se controló a la totalidad de la flota que descargó. Fueron 4 buques que desembarcaron 172 toneladas. El peso promedio fue de 16,72 kilos y no hubo casos con exceso de peso.

En muchos de los 88 sumarios iniciados por el exceso de peso en la carga, los administrados se allanaron y adhirieron al beneficio de pagar la mitad de las UP establecidas como multa.