14/12/2022
Se pone en marcha el operativo de salvamento del Pescargen IV

El convoy integrado por el remolcador Atlantic Dama y la grúa flotante Magnus VI arribó este martes a Puerto Madryn. En las próximas horas se dará inicio al operativo de salvamento del pesquero siniestrado en agosto pasado. El plan incluye remoción de su estado actual, adrizamiento y traslado a la costa para su posterior desguace.

  • Revista Puerto - Chubut - Operativo salvamento del BP Pescargen IV - Remolcador Atlantic Dama y grua Magnus VI - 02
  • Revista Puerto - Chubut - Operativo salvamento del BP Pescargen IV - Remolcador Atlantic Dama y grua Magnus VI - 03
Por Nelson Saldivia

El buque pesquero Pescargen IV zozobró amarrado al Sitio 4 del muelle Almirante Storni de Puerto Madryn, el pasado 5 de agosto de 2022, mientras realizaba maniobras de descarga. Este martes 13 de diciembre arribaron el remolcador ‘Atlantic Dama’ y la grúa flotante ‘Magnus VI’ que intentarán recuperar la embarcación, en un operativo sin precedentes en Puerto Madryn.

El Pescargen IV era un buque pesquero congelador arrastrero de 64 metros de eslora, 9 metros de manga, 335 toneladas de porte bruto y 1.100 toneladas de desplazamiento a plena carga.

Hace cuatro meses, por causas, aún no determinadas oficialmente, el barco sufrió una escora hacia su banda de estribor quedando apoyado en el muelle. Las maniobras para lograr su adrizamiento fueron infructuosas y tras el ingreso de agua, el ángulo de escora se pronunció hasta que se produjo la vuelta de campana.

Con la popa parcialmente apoyada sobre el lecho marino, el resto del buque permanece en flotación parcial, con fluctuaciones por mareas y las condiciones hidrometeorológicas.

Plan de salvamento y reflotamiento

La firma Pescargen S.A. encomendó a la empresa Servimagnus S.A. el plan de salvamento y reflotamiento del pesquero. El proyecto consiste de varias etapas. Con la grúa flotante se trabajará para lograr el adrizamiento del barco siniestrado. Una vez reposicionado y recuperado el equilibro estable de la nave, el arrastrero de 64 metros de eslora será amarrado en el mismo sitio del muelle Storni donde zozobró.

Posteriormente, se prevé la realización de una minuciosa inspección, que incluye también peritajes para dilucidar y determinar las causales que ocasionaron el hecho. El programa de trabajo prevé la limpieza de los eventuales hidrocarburos remanentes en la sentina y tanques de combustible, hasta la obtención del certificado libre de gases.

Completadas estas fases del plan de salvamento, el casco del Pescargen IV será remolcado a un talud costero, al norte del muelle multipropósito, donde se procederá al varamiento de la embarcación, para que allí se inicien las tareas de desguace, y disposición final del material de chatarra.

Venta de cuota y permiso para solventar operativo

Natalia Tuteur Araujo, integrante de la familia propietaria de Pescargen, reveló a REVISTA PUERTO detalles del proceso iniciado en agosto, al momento del acaecimiento del siniestro, hasta la puesta en marcha de este plan de reflotamiento.

“Es inédito lo que va a pasar en el puerto de Madryn. Las demoras que existieron fueron propias de este tipo de salvamentos de estas características y de esta magnitud. Con Servimagnus y la Prefectura Naval Argentina estuvimos trabajando más de un mes para tener el plan aprobado”, detalló una de las accionistas de la compañía.

Por otro lado, precisó que “Pescargen no está fondeada por ningún banco nacional, ni extranjero, es el esfuerzo familiar de toda una vida. La demora obedeció también porque ningún banco ayudó a financiar el plan, nos cortaron los créditos inmediatamente al siniestro”, contó.

“Tuvimos que vender la cuota y el permiso de pesca para poder solventar esta situación, tuvimos que hacerlo para poder pagarle a Servimagnus. No puedo dar detalles de montos porque existe una cláusula de confidencialidad entre las empresas, en que no se puede revelar públicamente el monto del operativo de salvamento”, se excusó.

Con todo, el operativo portuario se podrá en marcha en las próximas horas y demandaría entre 20 y 30 días dependiendo de las condiciones del tiempo para la ejecución de las diferentes maniobras, por lo que se prevé que se extienda hasta las primeras semanas de enero de 2023.