19/05/2023
Consorcio le quitó al “Stella Maris” su puerto de asiento

En el puerto marplatense y como consecuencia de las demoras extendidas en la reparación del congelador arrastrero amarrado en la sección X del Muelle 2. La administración portuaria cobrará un mayor canon por uso de muelle a la empresa Moscuzza. Cambios en la reglamentación.

Revista Puerto - Mar del Plata - BP Stella Maris de Moscuzza - foto 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

La inmensidad del “Stella Maris” se advierte a pocos pasos del ingreso por el acceso a las Terminales 2 y 3 del puerto de Mar del Plata.  El buque factoría de 70 metros de la empresa Moscuzza está amarrado en la Sección X del Muelle 2 desde mediados del año pasado, cuando comenzaron con los trabajos para ponerlo en valor.

Pero los trabajos se extendieron más allá del tiempo previsto y ahora el Consorcio Portuario le quitó al buque su condición de puerto operativo a la terminal marítima local. Con esa condición venía pagando hasta el mes de marzo $1.495 pesos por mes, por metro de eslora. Unos 45 mil pesos mensuales.

La decisión sobre el buque pesquero la comunicó el propio Gabriel Felizia días atrás en declaraciones periodísticas.  El presidente del Consorcio Portuario reveló que desde abril el barco se quedó sin la condición de puerto operativo, por lo que su tarifa por uso del puerto se encareció: 400 pesos por día, por metro de eslora: 2.800 pesos semanales; 84 mil pesos al mes.

En el Consorcio aseguran que el plan de obras sobre el “Stella Maris” que se presentó oportunamente en la administración no coincide con el que están desarrollando en la actualidad.

Moscuzza pone a nuevo al pesquero y ya cambiaron 250 toneladas de chapa naval, en trabajos que demandan la presencia de más de cien trabajadores a bordo y una inversión que supera los 8 millones de dólares.

“Se ha hecho un rediseño integral del buque, con timonera, las cubiertas nuevas y todo el enchapado del casco”, cuentan en la empresa armadora, desde donde avisan que en un par de semanas el Consorcio tendrá disponible el espacio de amarre que hoy ocupa el arrastrero congelador. “Tenemos que ir al dique de SPI en un mes para avanzar con el plan de obras”, confió una fuente que participa del proceso de revalorización.

Seguramente cuando Moscuzza libere la línea del muelle, ese espacio se ocupe con alguna de las otras embarcaciones pesqueras del grupo. El amarre de algún potero, factoría o el alistamiento de alguno de los nuevos tangoneros congeladores.

Porque más allá de las demoras y la decisión del Consorcio, la Sección X del Muelle 2 esta privatizada de hecho por la pesquera y desde hace años es el sitio donde siempre amarra su amplia flota.

Más allá de quitarle el beneficio a Moscuzza, en el Consorcio buscan retener como puedan a la flota que migra hacia otras terminales en determinado momento del año ya sea para descargar merluza, langostino o calamar.

La semana pasada en el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires quedó reflejado el cambio en la reglamentación que realizó el Consorcio para el otorgamiento de puerto de operaciones a los buques.

Mediante la Resolución 370 quedó establecido que el buque perderá su condición de puerto operativo en Mar del Plata si no tiene un ingreso a la terminal marítima luego que transcurrieran 90 días corridos desde su última zarpada, salvo razones debidamente justificadas.

Por otro lado, al momento de presentar la documentación para el otorgamiento de puerto de operaciones se requerirá el plano de arreglo general a los fines de verificar la eslora total de la embarcación.