18/05/2023
Guincheros: paritaria abierta y amenazas

Negocian mejores salarios para los cincuenta trabajadores que operan en Mar del Plata. Marcos Alvarenga, delegado sindical, denunció insultos y amenazas de un dirigente de Hipocoop. SUPA acordó un 30% de reajuste a partir de este mes.

Revista Puerto - Mar del Plata - Guincheros
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

En el puerto de Mar del Plata trabajan cerca de cincuenta guincheros vinculados principalmente al movimiento de cajones en los muelles del fresco, removiendo desde las grúas pescado congelado y pastillas de calamar de los arrastreros y contenedores del feeder de Maersk que amarra en la sección octava del Muelle 2 cada dos semanas.

Los representa el Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles, aunque en su mayoría los trabajadores son socios de las empresas de servicio de estiba habilitadas por el Consorcio Portuario y el sindicato de estibadores es el SUPA, que marca los reajustes paritarios negociando con las cámaras del sector y la propia Fecooaport.

Desde el año pasado el sector de guincheros quiere tener un mayor protagonismo en la mesa de negociaciones con las cámaras que agrupan a las cooperativas, para poner en valor el rol de sus afiliados.

Ya habían advertido este verano al Consorcio Portuario la necesidad de conformar una mesa de trabajo para resolver un par de cuestiones básicas: mayores remuneraciones y mejores condiciones de trabajo y seguridad en los muelles.

En este contexto, la semana pasada se reunieron en la sede de Fecooaport, referentes del gremio con sus pares de las empresas cooperativas y analizaron un reajuste salarial para algunos guincheros eventuales en la rama del fresco. La reunión terminó abruptamente y no de la mejor forma.

Marcos Alvarenga, delegado del sindicato de guincheros, denunció que fue amenazado por Alberto Ovejero, presidente de Hipocoop, y uno de los referentes del sector de la estiba en el puerto local. “Me insultó y dijo que me iba a hacer desaparecer del puerto”, reveló el Delegado, quien expuso lo sucedido a través de un comunicado del propio gremio.

“Si así se manejan frente a un Delegado, no quiero pensar lo que deben sufrir los compañeros que trabajan en las cooperativas”, agregó Alvarenga. Además del comunicado del sindicato repudiando la conducta del dirigente cooperativo, a las horas se sumó la CGT: “Ovejero utilizó insultos y amenazas que no son propias de un ambiente democrático, las cuales rechazamos y repudiamos rotundamente”, subrayaron.

Testigos de la escena aseguraron que “Chamusca”, como se lo conoce a Ovejero en el puerto marplatense, respondió de mala manera ante un pedido desmedido de incremento salarial para los eventuales, aunque reconocieron que nada justifica una reacción tan violenta: “Él no tiene guincheros eventuales y solo descarga un barco fresquero de Moscuzza. A él no lo afectaba; saltó por los demás”, remarcaron sus defensores.

Hasta el martes al mediodía todavía Alvarenga no había recibido ni una disculpa por el momento desagradable que le había tocado vivir en la sede de la Federación. “Parece que a algunos les molesta que comencemos a defender los derechos de los compañeros”, consideró el Delegado.

En las próximas horas las partes volverán a reunirse para intentar reanudar las conversaciones. Fuentes del sector aseguraron como “muy poco probable” que cuenten a Ovejero entre los participantes.

En paralelo a esta negociación, el SUPA acordó con las cámaras de estibaje un reajuste salarial del 30% a partir del 1 de mayo del jornal de 6 horas de trabajo. El incremento es a valor de marzo, que ya tenía el 20% de reajuste aplicado en febrero. Con el nuevo incremento, el jornal para un estibador alcanza en bruto los 30 mil pesos.