25/05/2023
Por décimo año se podrá devolver cuota de merluza

Nuevamente renovaron la disposición transitoria del año 2013 que permite poner a disposición de la autoridad las toneladas de merluza hubbsi que consideran que no capturarán, sin penalización. Diez años de incumplimiento del Régimen Federal de Cuotas y un debate a corto plazo.

Revista Puerto - Mar del Plata - Merluza - foto 02

En el año 2013 el buque Don Natalio de la empresa 14 de Julio SA logró la justificación de falta de explotación del 4% de su cuota, tras argumentar que se debió a los problemas operacionales del puerto de Mar del Plata durante el 2012 como consecuencia del paro del SiMaPe. Lo mismo ocurrió con los buques Bouciña; Desafío; Argentino y Franco, que no habían podido explotar alrededor del 8% de sus cuotas.

La situación era similar a la que se daba en gran parte de los tenedores de cuotas en el puerto de Mar del Plata, que se había visto afectado por una medida de fuerza del gremio de los marineros; y por ello se decidió redactar una norma transitoria que diera solución a un problema puntual y así se dio forma a la Resolución 13/13 del Consejo Federal Pesquero.

“Disposición transitoria. El titular de CITC de la especie podrá poner a disposición del Consejo Federal Pesquero el volumen anual correspondiente al año 2013 que estime que no capturará, para integrarlo a la Reserva de Administración. (…) La presentación eximirá al titular de la CITC de la especie de la aplicación del artículo 13 del presente régimen en el porcentaje que el volumen puesto a disposición represente sobre el volumen total de la especie registrado para el buque en el año 2013”, se estableció en el artículo 1º de dicha resolución.

A partir de ese año y sin que mediara conflicto gremial o de fuerza mayor que lo justificara, la “disposición transitoria” se renovó cada año subsiguiente. De esta forma los buques fresqueros que se fueron tras el langostino pudieron justificar la falta de explotación de cuota de merluza sin penalización, año tras año.

Esta medida ha generado que quienes no cumplen con el régimen de cuotificación puedan mantener igualmente su cuota; también ha permitido que quienes realmente están interesados en pescar este recurso y generar ocupación puedan hacerlo más allá del límite que les impone su cuota. Pero también ha sido la resolución que generó el último gran golpe a los fileteros marplatenses, perdiéndose cientos de puestos de trabajo que nunca se recuperaron.

Ayer el Consejo Federal Pesquero la renovó nuevamente. Al igual que se hizo en los dos últimos años, los barcos no podrán devolver el 100% de su cuota sino el 50% y se aprobó bajo el supuesto de un aumento en la mano de obra ocupada que, al igual que ha ocurrido en años anteriores, no es respaldado por datos oficiales que lo certifiquen.

“El CFP ha analizado el impacto de las medidas similares adoptadas en los años anteriores” y “con el fin de lograr el máximo desarrollo sostenible de la actividad (…) se estableció la posibilidad de poner a disposición un volumen de CITC de merluza para su integración a la Reserva de Administración”, indicaron en el Acta 16 publicada ayer.

“Para el período anual 2022, se consideró conveniente adoptar una medida similar a la del período anterior, con un porcentaje de la cuota puesta a disposición limitado a un máximo del 50 %. Tal medida ha demostrado su efectividad a los fines de mantener y aumentar la mano de obra empleada en las plantas de procesamiento en tierra, como así también asegurar la continuidad de esta actividad durante todo el año”, aseguraron los consejeros.

Esta renovación casi automática que alentaron los sucesivos subsecretarios y validaron los consejeros generó, por un lado, el aumento de la presión pesquera sobre el langostino y una importante pérdida de empleos en tierra en la ciudad de Mar del Plata ante la falta de materia prima en las mesas de corte. Pero, por otro lado, se generó la posibilidad de que quienes tenían interés en capturar merluza más allá de sus posibilidades pudieran hacerlo.

Redefinir qué sucederá con ese remanente que la flota fresquera no estuvo interesada en capturar será uno de los focos de discusión más importantes de cara a la renovación del sistema de distribución de cuotas, que deberá ejecutarse el año próximo, y sobre el cual ya debieran estar trabajando en el seno del Consejo Federal Pesquero.