31/01/2024
Aunque se dudó hoy arranca el debate por la Ley Ómnibus

Luego de que el Presidente negara la promesa hecha a los gobernadores sobre el impuesto PAIS, el arranque de la sesión se puso en duda. Pero los bloques de la UCR y de Hacemos Coalición Federal aceptaron dar quorum con ciertos reparos. El bloque de Pichetto anunció que votará en contra de las modificaciones a la Ley de Pesca.

Revista Puerto - Ley Omnibus - Camara de Diputados de la Nacion

La negación en la página oficial de la Presidencia de lo acordado el lunes por la noche entre el ministro Guillermo Francos y los gobernadores, respecto de la coparticipación del impuesto PAIS, generó un nuevo temblor entre los diputados aliados y puso en duda el arranque del debate sobre el proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

«Nos dijeron que lo veían bien. A la media hora, en una más de las desautorizaciones que ha sufrido el ministro Francos que es muy difícil ejercer su rol sin tener la autoridad de tu gobierno, nos responden por Twitter que no se había hablado. Que no se había hablado lo que cuarenta personas atestiguamos, es realmente muy difícil», dijo el diputado Nicolás Massot de Hacemos Coalición Federal en Radio con Vos el martes por la mañana.

Por la desautorización que vivió el ministro Francos se especuló con la posibilidad de que presentara su renuncia, pero ayer posteó una foto junto al Presidente y Daniel Scioli en la que ambos levantan los pulgares y sonríen, anunciando que el exvicepresidente y hasta ayer embajador en Brasil será el nuevo ministro de Turismo, Ambiente y Deporte. Dejando claro que Francos tiene el cuero duro y puede resistir varias humillaciones más.

Respecto de si se puede esperar que hoy se inicien las sesiones, el diputado del Bloque que preside Miguel Pichetto había dicho: «No lo sé, el Gobierno tiene que cambiar su postura». Sin embargo, en horas de la tarde los bloques Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal lanzaron un comunicado en el que aseguraron que colaborarán con el Gobierno y le darán las herramientas para salir de la crisis, pero con algunos reparos, entre los que incluyó a la pesca.

“Sin embargo, no estamos dispuestos a hacerlo sin marcar diferencias y defender nuestras convicciones, ya que también nuestros votantes nos han otorgado un mandato que vamos a respetar”, señalaron y aclararon que no acompañarán las medidas que consideran perjudiciales para los jubilados, los sectores productivos, la cultura y el cuidado de los recursos naturales”.

“De ningún modo vamos a convalidar que se perjudique a las provincias y a sus economías con reformas a la pesca, o a los biocombustibles, para sostener al Estado nacional con el esfuerzo del interior del país”, puntualizaron, lo que dio alivio al sector que por estas horas sigue contando los votos.

Por su parte Rodrigo Loredo, presidente del Bloque de la UCR, informó: “Adelantamos que desde el conjunto del radicalismo daremos quorum para habilitar el debate parlamentario de la ley ómnibus mañana (por hoy) y acompañaremos en general la ley. Entendemos la responsabilidad de la hora y las urgencias del país”. Pero al mismo tiempo advirtió: “Exigimos una sesión razonable en su proceder. Circos romanos, no”.

Los rumores respecto del PRO indicaron ayer por la tarde que darían un acompañamiento total a la ley, tanto en lo general como en particular. Esto sorprendió a los actores del sector pesquero que creían contar con su apoyo; de hecho, el presidente del Bloque, Cristian Ritondo, personalmente le aseguró a un importante empresario que votaría en contra del capítulo que involucra a la Pesca.

Pese a este supuesto cambio en la postura del PRO con los votos de Unión por la Patria; UCR y Hacemos Coalición Federal, la pesca lograría el número necesario para conseguir que se archiven las modificaciones a la Ley de Pesca. Dando apoyo a los diputados aliados, empresarios y referentes gremiales se harán presente en el Congreso: “Estamos buscando estar presentes, desde todas las cámaras”, señalaron.

Todo parece indicar que hoy a las 10 de la mañana se comenzará la votación en una sesión que se prevé durará 30 horas. Sin embargo, en este marco de completa inestabilidad, en la que los arranques twitteros del Presidente pueden cambiar el rumbo de las discusiones, a la hora de cierre de esta edición nada está dicho.

No debemos olvidar que los diputados aliados eligieron hacerse los distraídos con la maniobra ilegal del oficialismo con el dictamen de mayoría, que habría sido manipulado a instancias del ministro en las sombras Federico Sturzenegger. La izquierda por su parte ya ha declarado públicamente que buscará la impugnación; si tiene el apoyo de Unión por la Patria y de diputados aliados heridos, el tratamiento de la Ley Ómnibus podría peligrar.