24/01/2024
Calamar: 55 poteros en un arranque irregular

El comienzo de la zafra muestra capturas dispares en la unidad de manejo al sur del del paralelo de 44º S. El buque “Eduardo Holmberg” comenzó a superar inspecciones de Prefectura de cara a la campaña de evaluación.

Revista Puerto - Calamar - Buque potero en zona de pesca

A doce días de haber comenzado la zafra de calamar para la totalidad de la flota potera en la unidad de manejo al sur del paralelo de 44º S, las capturas promedio diarias se han mostrado irregulares mientras crece el número de buques que operan en la zona de pesca.

En ese sentido, en el inicio de la temporada había 20 barcos operando en el rectángulo 44º Sur 63º Oeste y las capturas fueron escasas, entre 2 y 5 toneladas promedio. A poco de haber comenzado la temporada se duplicó la flota en zona de pesca y eso permitió encontrar mejores marcas, lo que elevó los rendimientos promedio entre 45 y 55 toneladas por noche.

Ahora son 55 los barcos poteros en el área sur de la pesquería, entre el 44º y 45º S, operando sobre el stock desovante de verano, y otra vez las capturas volvieron a bajar, con rendimientos que oscilan entre las 5 y las 15 toneladas.

“Está todo muy errático; barcos separados por poca distancia registran capturas completamente asimétricas”, reveló un armador ante la consulta de este medio. A medida que avance la zafra irán hacia el sur en búsqueda del Sudpatagónico, bien entrado el mes que viene.

Para intentar irradiar un poco de certezas en el tablero de la pesquería, el Proyecto Cefalópodos del INIDEP prepara la campaña de evaluación sobre el stock Sudpatagónico. Esta travesía hace dos años que no puede completarse por problemas o falta de disponibilidad de los barcos de investigación.

La idea es salir antes del 6 de febrero, fecha límite para que resulte factible validar los datos científicos con la serie histórica, aunque para ello deben terminar de poner en condiciones al BIP “Eduardo Holmberg”, el cual no navega desde fines de 2022.

Buena parte de 2023 lo pasó arriba del dique de SPI Astilleros donde renovó chapa del casco y se llevaron a cabo reparaciones que buscaron corregir una vibración en su línea de eje. Si bien en los últimos meses no realizaron muchos trabajos en su planta impulsora, motor principal y auxiliar, esta semana comenzó a ser inspeccionado por las autoridades de Prefectura para la renovación de certificados.

Ahora que regresaron dos de sus tres maquinistas de vacaciones, en la Dirección de Buques esperan poder completar las pruebas de mar y de los nuevos equipos de pesca que se colocaron, similares a los del buque “Angelescu”, sobre el fin de semana.

La semana que viene deberían terminar de hacer combustible, víveres y poner la fecha de zarpada para una campaña que en principio se extendería por veinte días. Aunque con el “Holmberg” nunca se sabe.