26/01/2024
Nueva botadura en plena incertidumbre

Este sábado a la mañana bajará de gradas de Astillero Contessi el pesquero “Nunca te detengas Pachaca”, un nuevo prototipo de barco costero para operar en Chubut. La botadura 147 de la empresa ocurre mientras se aguarda por el futuro de la reforma a la Ley Federal de Pesca. También se inaugurará nueva nave industrial.

  • Revista Puerto - Mar del Plata - Astillero Contessi - Botadura del BP No te detengas Pachaca - img 02
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Astillero Contessi - Botadura del BP No te detengas Pachaca - img 03
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Astillero Contessi - Botadura del BP No te detengas Pachaca - img 04
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Astillero Contessi - Botadura del BP No te detengas Pachaca - img 05
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

En medio de la incertidumbre por el futuro del proyecto de reformas a la ley de pesca que el gobierno busca aprobar en Diputados el martes próximo dentro de la Ley Ómnibus, este sábado a partir de las 9 de la mañana, en gradas de Astillero Contessi, se realizará la botadura del buque pesquero “Nunca te detengas Pachaca”.

Se descuenta que será una botadura con un discurso crítico de Domingo Contessi, luego que fracasaran todos los intentos de la multisectorial pesquera por excluir el capítulo de la Pesca y realizar las modificaciones necesarias a la normativa vigente, en el marco de sesiones ordinarias y luego del trabajo conjunto de todo el arco sectorial pesquero.

El “Nunca te detengas Pachaca” será la botadura 147 en gradas del astillero marplatense. El barco costero tiene una eslora de arqueo de 20,98 metros, 7 de manga, puntal de 3,35, con motor principal Mitsubishi y dos motores auxiliares, uno por banda, John Deere.

“Es un nuevo prototipo”, revelaron desde el astillero mientras ultimaban detalles en el varadero para transformarlo en parte del escenario de la botadura. En este contexto es una incógnita la lista de invitados que confirmaron asistencia.

El “Nunca te detengas Pachaca” cuenta con el mismo casco que los tradicionales costeros de Rawson pero con popa cerrada, lo cual conlleva mayor comodidad  para la tripulación. Y cuenta con un roller para ir a merluza, su especie objetivo.

El nuevo buque reemplazará al “Pachaca” y el armador es Javier Snidersich, un empresario que cuenta con la planta “Pesquera del Sur” en Comodoro Rivadavia, a la cual abastecerá con la captura de la nueva unidad de pesca.

Luego de la botadura, se realizará la inauguración de la nueva nave industrial que el astillero levantó en el sector sur del predio, más próximo a los silos y sus elevadores. Se trata de un amplio espacio equipado con puentes grúa y que tiene salida al espejo interior del puerto, en el que se proyecta la construcción de embarcaciones de mayor porte.

La nueva nave industrial tiene 87 metros de largo por 20 metros de ancho y 22 metros de alto. Se trata del galpón más alto de la ciudad de Mar del Plata, que permitirá duplicar las gradas de construcción bajo techo.

Está pensada para construir en el futuro buques de hasta 85 metros de eslora, lo cual permitirá un salto de escala cuando se complemente la obra con un dique o pontón de transferencia que ya ha sido diseñado.

Contessi realizó la inversión con fondos propios y con préstamos otorgados por el Banco de la Nación Argentina y el Banco Santander. El objetivo era atender la creciente demanda para acelerar la renovación de la flota pesquera, un proceso que es liderado por el Astillero con veintiún buques botados en los últimos seis años.

De hecho, tenían cuatro clientes esperando la finalización de este galpón para colocar sus quillas, pero la incertidumbre generada por el proyecto de modificación de la Ley de Pesca incluido en la Ley Ómnibus paralizó el inicio de esas nuevas construcciones, puesto que nadie está dispuesto a invertir en la construcción de un nuevo buque sin saber si luego podrá acceder a una cuota de captura.

En el astillero confiaron que por ahora la nave industrial permanecerá vacía, hasta que se revierta esta situación o hasta que se pueda direccionar a la construcción de buques de menor eslora que dependan de permisos de pesca provinciales.