31/01/2024
Se aguarda la respuesta de Brasil al planteo argentino sobre pescado congelado

Se suponía que el país vecino respondería en 75 días al planteo sanitario por el nuevo Reglamento Técnico de identidad y calidad para pescado congelado que quieren poner en vigencia. Se espera para los próximos días la presentación de los resultados en una audiencia pública.

Revista Puerto - Comercio exterior - Merluza congelada a Brasil - img 02

Al filo de la fecha límite, 17 de septiembre del año pasado, Argentina presentó las objeciones en la consulta pública que Brasil habilitó antes de poner en vigencia la Ordenanza SDA/MAPA N°832 que incluye el nuevo “Reglamento Técnico de Identidad y Calidad, para pescado congelado, pescado en salmuera congelado y pescado en salmuera congelado para conservas”.

Fuentes oficiales y especialistas sanitarios indicaban que la respuesta de Brasil debía llegar en los siguientes setenta y cinco días pero a más de cien, si bien se han producido algunos avances, aún falta el veredicto final.

El contexto sigue siendo crítico para las exportaciones pesqueras a Brasil. En la frontera se mantiene el conflicto con los fiscalizadores sanitarios brasileños lo que demora todo el proceso y cruce de los productos al mercado vecino. El año pasado las exportaciones de merluza a Brasil se redujeron un 12%.

De acuerdo a lo que informó la agregaduría agrícola argentina en Brasil, ABIPESCA, una organización de importadores de pescado del país vecino, que fue parte de la estrategia y está alineada con las objeciones argentinas, hizo una presentación al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en la que solicitó respuesta sobre la normativa.

“Se supone que luego de la consulta pública iban a convocar a una audiencia pública, pero no ha sucedido. Parecen ser bastante laxos con sus tiempos”, reconoció una fuente a la que accedió este medio y que sigue de cerca los pasos administrativos del proceso.

Brasil no tiene que emitir una respuesta a las objeciones de Argentina sino que en realidad hace un análisis técnico y otro jurídico de todas las objeciones recibidas a la nueva normativa que busca implementar.

La nueva Ordenanza afecta puntualmente a las exportaciones de merluza ya que incluye determinados niveles de pH y sodio en filet de hubbsi y, sobre todo, el nivel de parásitos y la inclusión del término “repugnancia”, el cual fue cuestionado en el documento oficial presentado desde la Subsecretaría de Pesca.

ABIPESCA ha revelado que la etapa de análisis técnico ya concluyó y ahora aguardan que termine la revisión jurídica. Una vez cumplidos estos procedimientos, recién ahí se convocaría a la audiencia pública para presentar la versión final de la Ordenanza.

“Es un documento robusto, con la mejor y más actualizada información científica que releva la experiencia internacional”, había resumido uno de los encargados de elaborar el texto final, tras la presentación en septiembre pasado.

Las entidades y organismos que participaron en la elaboración del documento que planteó las objeciones fueron SENASA, INIDEP, Subsecretaría de Pesca, expertos del CONICET, UNMdP, IIMyC, cámaras pesqueras como CAPIP, CAPECA, CEPA, CaIPA y CAPEAR ALFA. Entre las empresas participantes figuraron Pesquera Veraz, Newsan, Iberconsa, Moscuzza, Arbumasa, Red Chamber, Estrella Patagónica,  El Marisco y Altamare.