06/02/2024
CAPIP pidió finalizar la temporada y responsabilizó al STIA

Ante la espiral de conflictividad a instancias del Sindicato de la Alimentación, las empresas advierten que “no está garantizada la paz social necesaria para trabajar y producir”. El gremio amenaza parar toda la industria a pesar de estar vigente la conciliación obligatoria.

Revista Puerto - Chubut - Langostino - Procesado en planta

La Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) instó a la administración pesquera de Chubut a dar por finalizada la zafra de langostino, en aguas jurisdiccionales de la provincia, como resultado del recrudecimiento del conflicto a instancias del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación que anunció el comienzo de un «paro por tiempo indeterminado».

En una nota dirigida al secretario de Pesca, Andrés Arbeletche, el titular de la CAPIP, Agustín de la Fuente, le expresó que «como consecuencia de las manifestaciones públicas de las máximas autoridades del Sindicato de la Alimentación, en el sentido que si no se accedía al otorgamiento salarial exigido se paralizaría por completo la actividad fabril en las plantas de la provincia del Chubut; todo ello, aun cuando está vigente una conciliación obligatoria dictada por la autoridad laboral», describe la entidad empresarial.

En ese marco, se explicó al Gobierno que «el sector ofreció ir acompañando la inflación en los salarios, según la publicación mensual que realiza el INDEC, lo cual será realizado para dar cumplimiento al acuerdo paritario 2023/2024, y para honrar los compromisos referidos en el marco de la negociación de conciliación obligatoria», aclararon.

Desde CAPIP le informaron a Arbeletche que «todo esto acontece en un escenario en el cual se intenta y hace un gran esfuerzo para seguir trabajando en las plantas, más allá de que el contexto nacional e internacional no acompaña la expectativa comercial; pero ello no puede mantenerse sin tener garantías y previsibilidad de una labor efectiva», advierten sobre el contexto global que impacta en la industria pesquera de Argentina.

Con todo, ante la espiral de conflictividad, en este caso a instancias del STIA, «se solicita a la autoridad pesquera provincial se sirva disponer la suspensión y/o finalización de la presente temporada de langostino, toda vez que no están dadas las condiciones que autorizan su continuidad, ni garantizada la paz social necesaria para trabajar y producir», recomendó CAPIP.