12/02/2024
El presidente Milei arremete contra la industria pesquera

El sector pesquero fue señalado por el titular del Ejecutivo Nacional como una actividad en la que ciertos actores realizan negociados que van en contra de los intereses de los argentinos. Una acusación fuerte y ofensiva que algunos observan con preocupación, mientras otros creen que se trata de una bravuconada en el contexto de la pelea con los gobernadores.

Revista Puerto - Presidente Javier Milei - img 02
Por Karina Fernández

El presidente Javier Milei lanzó un comunicado a través de su cuenta de X (antes Twitter) en el que pudieron leerse frases como las siguientes: “Nosotros vinimos a plantear un modelo distinto al modelo empobrecedor de los últimos 100 años”. “No vinimos acá a seguir jugando el mismo juego empobrecedor de los políticos de siempre. No vinimos acá a hacer pactos espurios en contra de los intereses de los argentinos”. “Lo que sucedió en el Congreso representa a la perfección el problema al que nos estamos enfrentando”.

“Y eso es lo que vamos a hacer. No vamos a ser cómplices de los negocios de algunos con la industria pesquera, con el Señor del tabaco, con las empresas petroleras o con cualquiera de los otros intereses especiales que hacen lobby y ‘persuaden’ políticos para defender sus intereses”. dijo arremetiendo nuevamente contra la industria pesquera.

En el sector hacen silencio, no quieren salir a contestar las acusaciones del Jefe de Estado. Por el momento no hablan de ningún comunicado. Algunos creen que se trata solo de una estrategia en la pelea con los gobernadores, puntualmente contra Ignacio Torres de Chubut y Axel Kicillof de Buenos Aires que hicieron manifiesto su rechazo.

Otros creen que la discusión sobre la licitación de cuotas no ha quedado archivada luego de que fuera eliminado todo el capítulo de pesca de la Ley Ómnibus antes de comenzar el debate en la Cámara de Diputados. Con la aparición de este comunicado sospechan que se intentará volver sobre ello a través del Consejo Federal Pesquero. Sobre todo, aquellos que abonan la idea de una mano negra, un grupo de empresarios amigos que se verían beneficiados con el cambio de modelo.

Quienes abonan la teoría de que se trata de un exabrupto más del presidente, consideran que no hay espacio para volver a plantear una licitación internacional. “No hay nada nuevo en la propuesta de Federico Sturzenegger, ya se discutió la licitación en el Congreso a la hora de legislar la Ley de Pesca en los años 1993 y 1994 y se descartó, es historia vieja. No inventaron nada nuevo”, sostiene un importante referente del sector.

“Los permisos de pesca vigentes con anterioridad a esta Ley, se entenderán como la habilitación de un buque determinado, requisito del armador para acceder a la licitación de un Cuota Individual de Pesca”, establecía el artículo 79 del proyecto de ley presentado por el entonces diputado Ricardo Patterson en el año 1994.

Otro proyecto presentado por el histórico dirigente radical ya fallecido, Néstor Saggese, proponía ir a un sistema de cuotificación como el chileno, lo mismo que presentó el gobierno de Javier Milei. Ambos proyectos fueron descartados y se optó por un sistema meritocrático como el que quedó establecido en el artículo 27 de la Ley Federal de Pesca.

Nadie puede dar por seguro si se insistirá o no con la licitación, pero hay algo en lo que todos están de acuerdo y es que el gobierno considera que la pesca debe dejar más dinero en las arcas del Estado. Creen que esa será la primera discusión que se presentará en el Consejo Federal Pesquero el día que se dignen a nombrar los representantes provinciales y del Ejecutivo.

“Está claro que todo se reduce a recaudar más, ha quedado instalado que el canon por cuota que se paga es bajo y buscarán a través del Consejo mejorar la recaudación cuando se trate la renovación de la cuotificación. Esto será parte de lo que deberá analizar la nueva gestión”, sostiene un referente del sector que prefirió mantenerse en el anonimato.

Más allá de las especulaciones sobre si el presidente buscará imponer otro modelo de política pesquera o si el ataque directo sólo persigue aumentar la recaudación a través del canon por cuota, lo cierto es que esta embestida solo lleva a mantener al sector en un terreno de total incertidumbre que frenará cualquier proyecto de inversión.

Domingo Contessi fue uno de los referentes más activos durante el mes de enero contra las modificaciones a la Ley de Pesca y si bien hoy evita hacer declaraciones de manera institucional, no dejó de señalar su apreciación personal sobre este ataque: «Personalmente me siento muy dolido por esas declaraciones que no se condicen con la historia de nuestra familia y de nuestra empresa, y que además vuelven a afectar a la previsibilidad que necesita nuestra industria, pero no voy a confrontar ni hacer más declaraciones en este momento».

Acusar con la liviandad de un twitero no es razonable y digno de un presidente de la Nación; es irresponsable sugerir que hubo coimas y que existen empresarios que buscan su beneficio en desmedro del pueblo argentino, sin presentar una prueba ni dar un nombre. La industria pesquera está pasando por un momento muy complicado y este tipo de declaraciones sólo contribuyen a profundizar los problemas.